¿Qué es la dismorfia?

La dismorfia es una enfermedad que sufren miles de personas en el mundo entero y que resulta más problemática de lo que parece.

Así es la dismorfia

Aunque nos pese el mundo está lleno de enfermedades que desconocemos y que en mayor o menor medida hacen sufrir a millones de personas. Es trágico, pero si bien nosotros podemos estar sanos, seguro que conocemos a alguien que sufre una enfermedad, tanto si es consciente de ello como sino. Entre las muchas enfermedades desconocidas a grandes rasgos podemos mencionar la dismorfia, que se ha puesto en primera plana en los últimos días debido a que una celebridad internacional ha reconocido que la sufre en antena.

¿Pero qué es la dismorfia y cómo afecta a las personas que la sufren? Kim Kardashian, que es quien ha reconocido sufrirla, tiene todos los síntomas de ella. Se trata de una enfermedad por la cual pasamos a dar una relevancia extrema a nuestro aspecto y a la imagen que tienen los demás del mismo. Esto nos lleva a sentirnos mal y a tener que invertir una gran parte de nuestra vida en intentar solucionar aquello que creemos que no está bien. Los síntomas se acentúan en aquellos momentos en los que nos sentimos observados, algo que para una celebridad es constante.

A la famosa de la que hablamos todo se le complicó recientemente cuando unas fotos que le realizaron en la playa sirvieron a periodistas del corazón para criticarla por sus medidas y por la supuesta presencia de grasa en su trasero.

El problema es que los síntomas de la dismorfia no se consideran un problema en sus primeras fases y la enfermedad se va acentuando con el paso del tiempo hasta convertirse en un problema. Entre los comportamientos ligados a esta enfermedad se encuentra el pasar demasiado tiempo mirándose en el espejo, la comparación con otras personas a un nivel enfermizo, el arreglarse de manera constante aunque los cambios y ajustes realmente no cambien nada o la ocultación de las zonas del cuerpo que producen inestabilidad y sentimientos negativos.

La dismorfia corporal es un problema mental y nunca físico, atribuyéndose principalmente a las personas jóvenes. En el peor de los casos puede empujar a someterse a operaciones de estética innecesarias que en la mayoría de los casos no produce un alivio de los síntomas a largo plazo, aunque en primera instancia sí pueden parecer que solucionan el problema. Por regla general el problema mental que produce la dismorfia lleva a que las personas se consideren poco agradables para la vista en un nivel que está alejado de la realidad, dado que todo se exagera de una forma extrema.

Foto: Donations_are_appreciated

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...