¿Qué es el método Sakuma?

Repasamos la esencia del método Sakuma que nos permite ponernos en forma invirtiendo pocos minutos cada día.

practicar deporte

Desde Japón llega una nueva práctica que quiere revolucionar la manera en la que las personas hacemos ejercicio a lo largo del día. La esencia de esta filosofía se viene a resumir en optimización, aumento de la productividad del cuerpo y en no realizar grandes esfuerzos presionándonos hasta el límite, sino de hacer ciertas cosas de una manera correcta y determinada. Creado por el entrenador Kenichi Sakuma, este método ya está dando la vuelta al mundo y captando cada vez la atención de más personas.

Para su correcto aprovechamiento hay ciertos factores de los que debemos aprender. Lo primero es tener claro que el pensamiento de “cuanto más, mejor” no está dentro de lo que el método Sakuma recomiende a quienes lo sigan. Por otro lado, en lo que hace especial hincapié esta práctica es en dos acciones: corrección y aprendizaje.

El aprendizaje de cómo es importante que saquemos partido a todos los músculos que tiene nuestro cuerpo y no solo a unos determinados como posiblemente estemos acostumbrados a hacer. Y en cuanto a la correción, a lo que se nos insta es a eliminar aquellas posturas en las que solemos recaer y que no son beneficiosas si lo que estamos planteando es perder grasa.

¿En qué consiste exactamente el método Sakuma? Lo que pide el entrenador en su sistema es que quienes lo sigan realicen una serie de cinco ejercicios al día. Son ejercicios sencillos y cortos cuya duración individual es de un minuto, por lo que no se está pidiendo un excesivo nivel de implicación. Con estos ejercicios lo que hacemos es sacar partido a músculos como los del torso y la zona de los abdominales, ayudándonos a perder peso, a que nuestra figura sea más correcta y también a que el metabolismo basal se encuentre más saludable. Si realizamos estos ejercicios tendremos beneficios como lograr un adelgazamiento, tonificar partes del cuerpo como las caderas, los muslos o los abdominales, y al mismo tiempo no solo perder grasa, sino también aumentar los niveles de flexibilidad.

Para sacar partido al método Sakuma tenemos que repetir los cinco ejercicios a lo largo de dos semanas. Cuando ya lo hayamos hecho pasaremos a una tercera semana en la que reduciremos la realización de los ejercicios a solo tres días, dándole un descanso al cuerpo que el entrenador cree beneficioso y muy recomendable. Además, tenemos que mantener una dieta equilibrada y desayunar. Esto último es muy importante que lo hagamos y que siempre sea dentro de la primera media hora después de que nos hayamos despertado.

Foto: StockSnap

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...