¿Qué es el copago sanitario?

Esta nueva forma de financiación de la sanidad públuca ha suscitado mucha polémica en los últimos meses pero, ¿sabemos qué es exactamente?

A partir del 1 de julio la cantidad a abonar por medicamento depende de la renta

Sucede en muchísimas ocasiones que de un día para otro, y debido a la actualidad más inmediata, se introducen en nuestro vocabulario diario términos y expresiones que 24 horas antes no existían ni en el ocasional. Prima de riesgo o copago son solamente algunos ejemplos de lo que sucede regularmente, casi sin que nos demos cuenta.

De esta forma, empezamos a recibir una sobrecarga de información que nos impide ver con claridad el significado exacto del término en cuestión, y por tanto de sus consecuencias. Por ello, y para intentar poner un poco de luz en un terreno más que pantanoso, hoy explicaremos qué es el copago sanitario y qué efectos tiene sobre la economía.

El copago sanitario, llamado por algunos “repago” es una medida que obliga a los pacientes a pagar un porcentaje del precio de la atención médica y de los medicamentos. Existen dos formas de implantarlo, bien estableciendo una cantidad fija a pagar, dependiendo de la atención o medicamento; o bien relacionando la cantidad con la renta de cada paciente. En el caso de España se ha llevado a cabo la segunda opción. De esta forma, y según el Gobierno, el copago sirve para financiar el sistema de sanidad (muy deficitario), así como su uso innecesario.

Antes del 1 de julio del año pasado, momento en el que se implantó el copago, los ciudadanos no pensionistas pagaban el 40% del precio del medicamento, los enfermos crónicos un 10% y los funcionarios un 30%; en cuanto a los jubilados, este servicio era totalmente gratuito. Después de la fecha, el porcentaje a pagar depende de la renta de cada paciente. Así, si cobras menos de 18.000 euros anuales seguirás pagando el 40% del precio total del medicamento, si cobras entre 18.000 y 100.000 euros abonarás el 50% del precio total y si cobras más de 100.000 euros anuales deberás pagar el 60% del importe.

Dos aspectos innovadores en esta nueva implantación son la posibilidad de los parados que hayan agotado su prestación por desempleo de recibir medicinas de forma gratuita; y el derecho de las personas mayores de 26 años que nunca hayan trabajado a recibir atención médica y recetas, sin ser (y aquí llega la novedad) beneficiarios de otras personas.

Para que el farmacéutico sepa la cantidad exacta que debo pagar por mis medicamentos, cada una de mis recetas lleva un código específico, del 001 al 006, en el margen superior derecho, de forma que con un simple escaneo la cantidad a abonar sea clara y precisa.

¿Qué te parece esta medida de financiación de la sanidad? ¿La encuentras necesaria o abusiva?

Foto | Rec79

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...