¿Qué debemos hacer para aprovechar la siesta?

dormir a medio día

Aunque en muchos países la siesta se ha convertido en un momento del día indispensable, los españoles somos los más propensos a echarnos un rato después de almorzar. La verdad es que una siesta puede llegar a ser muy reparadora y, aunque no te lo creas, aporta beneficios a nuestra salud. Sin embargo, también hay que tener en cuenta que en algunas ocasiones tomar una siesta prolongada o en situaciones especiales puede ser contraproducente. Es por ello que a continuación vamos a darte algunos consejos para que tu siesta sea lo más beneficiosa posible. Muy atento a todo lo que vamos a contarte y… ¡no te quedes dormido leyendo!

¿Cómo deben ser las mejores siestas?

Seguramente tras almorzar te entre un poco de sueño y es entonces cuando crees que es el momento adecuado para echarte la siesta. También hay que decir que a veces si nos sentimos cansados a cualquier hora del día, nos tiramos en la cama o en el sofá y decidimos dormir a pierna suelta. ¿Son estos unos hábitos adecuados?, si quieres que tu siesta sea realmente reparadora y saludable debes seguir estos consejos.

La hora ideal para la siesta

Lo habitual es que las siestas se tomen después de comer. La hora exacta dependerá de cada país, puesto que no hay que olvidar que según la región en la que nos encontremos el almuerzo será más tarde o más temprano. En cualquier caso, a media tarde es el momento ideal para echarte una buena siesta. Si te encuentras en otra zona europea quizás el horario sea entre las 14:00 o las 15:00 de la tarde, puesto que en estas regiones se almuerza mucho antes, pero si estás en España a partir de las 16:00 o 16:30 suele ser el horario más habitual. Además, si tomas tu siesta sobre esta hora te asegurarás de que tu sueño nocturno no se vea alterado.

¿Cuánto tiempo hay que dormir?

Aunque a veces nos gustaría echarnos una siesta por largas horas, lo cierto es que esto puede ser contraproducente. Estar mucho tiempo durmiendo por la tarde puede traernos graves consecuencias, como alterar nuestras horas de sueño nocturno o incluso levantarnos desorientados. Por este motivo, lo ideal es que nuestra siesta no supere los 30 minutos de duración, siendo el tiempo mínimo para el descanso alrededor de 10 minutos.

Crea tu mejor ambiente para descansar

La siesta no podemos dormirla en cualquier lado, hay que crear un ambiente agradable. Por este motivo, es fundamental que este descanso lo hagamos en una habitación tranquila, donde apenas haya distracciones y, en la medida de lo posible, que esté oscura. Además, también es importante que haga una buena temperatura, si hace mucho calor o mucho frío, puede que la siesta no nos dé los resultados que esperábamos.

Tómate tu tiempo para despertarte

Después de echarte una siesta, lo habitual es que te levantes algo aturdido es por ello que no es recomendable que te pongas a realizar tareas en cuanto te despiertes. Es conveniente que te tomes unos minutos para abrir los ojos y volver a la “realidad”. Sobre todo, si las actividades que tienes que hacer a continuación, requieren rapidez y una mayor atención.

echarse la siesta

¿Cuáles son los beneficios de la siesta?

Una siesta puede ser muy beneficiosa para la salud y además, muchos expertos la recomiendan si nuestro objetivo es convertirnos en adultos con una vida saludable. En este caso, hay que tener en cuenta que los beneficios de la siesta son múltiples, puesto que nos ayudará a relajarnos y a reducir la fatiga que hemos podido acumular a lo largo de la mañana. De igual modo, descansar este tiempo tras el almuerzo hará que, cuando nos levantemos, prestemos más atención a lo que tenemos que hacer, viviendo lo que queda de día en un mejor estado de alerta. Por supuesto, una siesta aumentará nuestro rendimiento y es buena si queremos mejorar la memoria. Asimismo, descansar este ratito puede mejorar nuestro estado de ánimo. Descansados, seguro que somos más felices.

¿La siesta tiene inconvenientes?

Como todo en esta vida, la siesta también tiene sus pros y sus contras. Ya te hemos comentado algunos de los beneficios que nos aporta y ahora, hablaremos un poco de los inconvenientes que presenta. En este sentido, hay que decir que, por mucho que nos guste descansar entre horas, la siesta no es siempre adecuada para todos, puesto que hay personas a las que les sienta bastante mal eso de dormir por la tarde. Entre otras cosas, porque altera sus horas de sueño por la noche e incluso al despertar, se pueden sentir totalmente desorientado. De igual modo, si las siestas son largas, es más que probable que el mal humor se apodere de nosotros y tomar siestas prolongadas y de forma periódica puede hacer que entremos en un estado de somnolencia constante.

Foto: Hanssweetlouise

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...