¿Qué alimentos no deberíamos meter nunca en la nevera?

Algunos alimentos como los tomates, plátanos, la miel o el ajo no deberían estar guardados en la nevera.

nunca en la nevera

A veces nos encontramos ante la duda de si algunos de los alimentos que tenemos en casa deberíamos meterlos o no en la nevera. ¿Cómo les afectará la baja temperatura? ¿tenemos que meterlos en la nevera para evitar que sufran algún tipo de efecto secundario o que se echen a perder? Hoy os contamos algunos de estos alimentos que no deberíamos meter nunca en la nevera, dado que de hacerlo veremos cómo sufren algunas consecuencias negativas.

Uno de ellos es la miel. No os recomendamos que metáis el bote de miel en la nevera y mucho menos que intentéis probar el sabor una vez hayáis cometido este error. El frío es algo que hace que el sabor de la miel se vuelva desagradable, así que será algo que deberíais dejar de lado lo antes posible, en especial si habéis comprado una buena miel natural que queréis que os dure.

Los plátanos tampoco deberían ir a la nevera por mucho que sepamos que algunos de vosotros los metéis dependiendo del estado en el que los compréis. Lo que le provoca el frío es que los plátanos no puedan terminar de salir de su estado verde, algo que sí ocurre en temperatura ambiente. Además, que estén bañados por luz y aire hace que los plátanos tengan una mayor durabilidad y que no se echen a perder tan rápido.

Si os atrevéis a meter el café en la nevera lo más posible que ocurra es que este atrape una mezcla de los olores que tiene a su alrededor, por lo que el resultado a posteriori será desagradable. Como de costumbre, el café al armario para que no le dé el efecto de la luz natural y siempre en algún bote bien cerrado. ¿Y el aceite? Por si alguien se lo había planteado, no hay que meterlo en la nevera porque se quedará sólido y terminará por ser inservible.

Así mismo, las cebollas tampoco deberían estar en la nevera, pero mucho cuidado con si las guardáis en la despensa al lado de las patatas, porque la combinación de ambos alimentos deriva en la producción de unos gases que llevan a que el deterioro sea mucho más rápido. No pongamos en la nevera tampoco los tomates, las hierbas frescas, el aguacate, el pan, o el ajo, dado que en todos los casos acabaremos teniendo que tirar las piezas sin ningún tipo de remedio para nuestra desgracia.

Foto: stevepb

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...