Los biorritmos

En esta entrada veremos lo que son los biorritmos y cómo afectan nuestros organismos e incluso nuestros destinos

Todos tenemos un sistema complejo de ritmos internos que regulan todo en nuestro cuerpo, incluyendo los estados de ánimo y conductas. El ciclo más básico consiste en inhalar oxígeno y descargar bióxido de carbono (respiración). Algunos ritmos corporales son cortos y pueden medirse en minutos o segundos. Otros duran horas, días, meses e incluso años. Las ondas cerebrales, los ciclos de latido, los programas de liberación de hormonas, los ciclos noche/día, los ciclos temporales y anuales, y muchos otros, nos afectan a cada uno de nosotros de forma muy distinta. Todos conocemos a alguna persona que se podría clasificar como “persona de mañana”, cuyo rendimiento y actitud es mejor en las primeras horas del día. Quizá también conozcamos a una persona “nocturna” que tiene sus mejores momentos durante las horas de la noche. Muchas funciones esenciales incluyendo la temperatura del cuerpo, la presión sanguínea y el sueño se caracterizan por tener ciclos de 24 horas. Los científicos llaman a esto ciclo circadiano. En las personas “de mañana” los químicos del cerebro como la dopamina o la norepinefrina se producen más temprano. En las personas “nocturnas” este hecho se da en horas más tardías.

Imagen tomada de Flickr por stylishjo

Los ciclos circadianos son fáciles de reconocer y de detectar pero hay otros ciclos que escapan a nuestra percepción si es que no cogemos lápiz y papel para sacar cuentas. Estos ciclos son los llamados biorritmos. Una manera de advertirlos es con el siguiente ejemplo. Todos tenemos días en los que nos sentimos llenos de energía y con un gran entusiasmo, nos sentimos complacidos de nuestra apariencia y nada parece distraernos de nuestros objetivos. Después, unos cuántos días más tarde, nos vemos mal, nos sentimos sin energía, débiles y acabados. Nos sentimos irritados y nada nos sale bien. Podemos llegar a frustrarnos porque estamos haciendo todo igual, comemos lo mismo, dormimos el mismo número de horas. Pero algo sucede. Los biorritmos.


La ciencia de los ritmos de vida y energía que escapan a nuestro control. Estos fueron descubiertos a finales del siglo XIX. A decir verdad, dos de los tres biorritmos. El biorritmo físico y el biorritmo mental. El tercer biorritmo, el intelectual, fue descubierto años después. A partir de estos, se hicieron muchos estudios y se concluyó que afectan toda nuestra vida, incluyendo enfermedades y hasta propensión a accidentes.

Lo interesante de la profundización en estos estudios fue que se logró hacer una especie de cartilla que lograba hacer el seguimiento de estos biorritmos. Si bien estos no se pueden modificar, sí podemos sacarle la vuelta y programar nuestras actividades y rutina diaria en base al movimiento de ellos y prevenirnos de un bajo rendimiento en el trabajo o de una actividad peligrosa, incluso podemos evitar un accidente. Todo lo que se necesita es la fecha de nacimiento ya que los biorritmos empiezan a regirnos a partir de esta fecha en forma independiente a cada uno de nosotros. Veamos. El primer biorritmo, el físico, tiene un ciclo de 23 días. Los primeros 11 y medio días se consideran la mitad positiva ya que es un periodo de liberación de energía. Durante este período estamos más fuertes, tenemos más resistencia. Los segundos 11 y medio días corresponden a la fase negativa que es un período de recarga de energía. Allí tenemos menos fuerza y menos resistencia. Somos más vulnerables a las enfermedades y alergia durante esta fase.

Imagen tomada de Flickr por reindertot

El segundo biorritmo, el emocional, dura 28 días. Durante los primeros 14 días se da la fase positiva en los que tendemos a reaccionar mejor, de una manera positiva y constructiva a la mayoría de los eventos. Los siguientes 14 días corresponden ala fase negativa y en ese tiempo andamos irritados y sensibles. Un dato importante es que este ciclo es lo suficientemente fuete para predominar sobre los otros dos biorritmos. El tercer biorritmo, el intelectual dura 33 días. La fase positiva dura 16 días y medio y nuestra lectura y aprendizaje se hacen más viables durante este período. En la fase negativa de otros 16 días y medio nos cuesta más trabajo concentrarnos o pensar con claridad. Y aquí viene lo mejor. Cada uno de los biorritmos pasa por un punto denominado “punto cero”. Este paso se da cuando se cambia de fase positiva a negativa y viceversa. Por tanto va y viene constantemente cada cierto tiempo. Hay que tener especial cuidado en estos días que serán nuestros días de mayor debilidad en el biorritmo correspondiente, más que en cualquier día de la fase negativa. Por si esto fuera poco, existen los días “doble-critico” y los días “triple-critico” que son cuando dos o tres biorritmos pasan al mismo tiempo por el punto cero. Esos días mejor ni salir de casa porque se ha demostrado que la mayoría de las muertes y accidentes ocurren en esos días. Advertidos estamos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...