Introducción a la fitoterapia

Se trata de un tratamiento de enfermedades a través de las plantas; es la medicina alternativa más completa, se aplica en todos los aspectos de la salud humana, y la más compatible con la medicina convencional.

Desde siempre la naturaleza ha sido una gran aliada del ser humano, quien de ella ha tomado, por ejemplo, a las especies vegetales y sus derivados para curar enfermedades.

En la prehistoria se descubrió la fitoterapia, una ciencia que consiste en el tratamiento de afecciones a través de las plantas.

Se trata de la medicina alternativa más completa, por su aplicación en todos los aspectos de la salud humana, y de la más compatible con la medicina convencional.

Hasta el siglo XVIII se han empleado las plantas medicinales como la única forma terapéutica de curarse; pero a partir del siglo siguiente se empezaron a aislar los primeros principios activos de las plantas a través de técnicas analíticas y de laboratorio.


En la actualidad, una gran parte de los fármacos derivan de compuestos procedentes de plantas medicinales. Además, en la industria farmacéutica se estudian, investigan y desarrollan nuevos medicamentos provenientes del reino vegetal. Aunque existen en el planeta unas 250.000 especies vegetales, sólo se conoce el 10% de ellas, y se consideran medicinales alrededor de 12 mil especies.

Dentro de la fitoterapia existen dos fuertes corrientes (que son complementarias): una arraigada al conocimiento ancestral y popular (fitoterapia clásica), y otra apoyada por la metodología de investigación científica (fitomedicina).

A saber: las plantas medicinales son fármacos, por lo que pueden ocasionar efectos adversos si no se controla su administración o si se aplican en patologías para las que no están indicadas. Es así que resulta primordial que los fitoproductos se vendan en las farmacias, donde estén controlados por un profesional que conozca sus efectos farmacológicos.

A continuación te daré el ejemplo de las virtudes de algunas plantas: el ginseng (planta herbácea) es rica en vitaminas E, C, B, fósforo y hierro; el ajo previene de la arteriosclerosis y ayuda a la circulación sanguínea, también baja el colesterol, los triglicéridos en la sangre y la tensión arterial; el tilo se lo recomienda como infusión para tratamientos de insomnio, espasmos o cólicos digestivos, contra la ansiedad y el nerviosismo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...