En épocas de crisis… sexo menos seguro

La IV Encuesta Bayer de Anticoncepción demuestra que desde hace dos años que estamos estancadas: el 6% de las mujeres españolas no utiliza ningún método anticonceptivo. Desde los más eficaces, como el preservativo (que protege frente a embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual) o la píldora (preferentemente utilizada por mujeres con pareja estable), como tampoco método naturales y muy conocidos por su escasa efectividad, como el calendario de ovulación Ogino o la marcha atrás.

sexo menos seguro

El 10,74% de las españolas no utiliza métodos de protección seguros.

Sin embargo, esas cifras no parecen tan alarmantes frente a estas otras: se sigue reduciendo el uso de métodos anticonceptivos eficaces (parches, profilácticos, anillos vaginales, DIU…). Mientras que en 2009, el 76,2% de las mujeres los utilizaban, hoy en día el porcentaje disminuye al 72,7%, datos que se comprobaron a través de una entrevista a más de dos mil mujeres de entre 15 y 49 años de edad. Javier Martínez Salmeán, jefe de Ginecología del Hospital Severo Ochoa (Leganés, Madrid), dice que en parte es por la crisis, con alguna influencia de la píldora postcoital (más conocida como “la del día después”). “El tema económico influye. El preservativo y la píldora cuestan dinero” argumenta, y añade que “por un lado porque algunas personas no pueden permitirse comprar métodos continuados como la píldora o el preservativo, y por otro porque puede provocar que ciertas personas tengan una actitud de relajo en los métodos de continuidad”.

Por otra parte, el 10,74% de la población femenina utiliza métodos anticonceptivos inconsistentes o los emplea de mala forma. “Hay mujeres que usan el preservativo solo al final de la relación, o que no lo coloca bien”, explica Isabel Serrano, presidente de la Federación de Planificación Familiar Estatal, que alerta de que en el último año ha subido un punto la cantidad de mujeres que no saben utilizar uno de los métodos más efectivos. Sumando todos los resultados, el 17% de la población, es decir, aproximadamente dos millones de mujeres, mantienen sexo de riesgo. Son 100.000 los abortos que se realizan cada año, y según Martínez Salmeán, se ha perdido el miedo al SIDA.

La educación, como dice Serrano, es el factor fundamental para proteger a las mujeres frente a enfermedades y embarazos no deseados. Por esa razón, debe ser incluída en el currículo escolar, ya que siguen existiendo comportamientos arcaicos frente al uso, por ejemplo, del preservativo (“no lo uso porque él no quiere”, “fue una relación imprevista” o “nos dejamos llevar por la euforia del momento” son algunos de los argumentos). José Luis Dueñas, profesor titular de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Sevilla dice que “a lo largo de los años, y por la influencia del entorno social, hemos ido perpetuando falsas creencias y mitos sobre anticoncepción. El trabajo que se ha ido realizando orientado a los más jóvenes ha ido teniendo poco a poco un reflejo y, de hecho, podemos comprobar como se ha ido dando progresivamente un inicio más temprano de la anticoncepción”. Y sin embargo, el mayor problema son las mujeres de más de 30 años de edad, que presentan mayor número de usos inconsistentes del preservativo o ningún uso de métodos anticonceptivos. Esto se debe a que creen que pueden cargar con la experiencia de un embarazo no deseado, pero no tienen en cuenta las enfermedades que pueden contraer. Martínez Salmeán reclama que “las mujeres tienen que ser más activas. No se deben tener relaciones sin anticonceptivos y tampoco se puede dejar este tema en manos del hombre”

Fuente: El País, Europapress

Foto: Wheat in your hair

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...