¿Cómo vivir más sanos comiendo yogur y queso?

Gracias al queso y al yogur podremos sentirnos mejor y tener una dieta más equilibrada en todos los aspectos.

vida saludable

En los últimos tiempos se ha hablado mucho de la vida saludable y de los mejores alimentos que se pueden tomar para tener una buena dieta equilibrada. Ahora un reciente estudio elaborado por el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición, CiberObn, ha dado como resultado que los alimentos como el yogur y el queso mejoran notablemente nuestra salud. Además, se dice que las personas más saludables son aquellas que consumen en mayor medida estos productos lácteos.

A pesar de que en muchas ocasiones se ha comentado de forma equivocada que un consumo elevado de leche puede ser contraproducente, lo cierto es que este tipo de lácteos presentan una composición bastante peculiar. El yogur y el queso tienen unos valores nutricionales muy buenos para la salud de las personas. Tal y como explicaba Nancy Babio, investigadora del centro, estos productos aportan un contenido muy alto en calcio, prácticamente imposible de alcanzar si se toman otros alimentos categorizados como no lácteos, como algunos frutos secos o incluso verduras.

Además, la lactosa que presentan tanto el yogur como el queso facilitan que el intestino absorba esa cantidad de calcio de forma adecuada. De igual modo, al ser alimentos fermentados tienen en su composición bacterias denominadas como probióticas, que son muy beneficiosas para el organismo.

¿Cuáles son estos beneficios?

Los alimentos lácteos fermentados son muy positivos para nuestro organismo, principalmente para mejorar la función del sistema cardiovascular. Algunos estudios recientes han estimado que consumir yogur de forma diaria puede aminorar los síntomas de tener un alto contenido de glucosa en la sangre o incluso que mejoren aquellas personas que tienen una presión arterial bastante alta. Por su parte, el queso es un producto que está muy asociado con niveles bajos de triglicéridos, entre otras cosas. Tomar leche puede disminuir el desarrollo de enfermedades como el cáncer colorrectal y si se consume con mayor frecuencia el yogur es un alimento que mejora notablemente nuestra dieta diaria y reduce también el riesgo de desarrollar enfermedades que llegan a ser crónicas como la obesidad o la diabetes.

¿Cuánto debemos consumir estos lácteos?

El consumo de lácteos siempre debe estar al gusto de cada uno, aunque siempre es recomendable conocer cuáles son las cantidades diarias más convenientes, puesto que podría ser contraproducente. Tal y como señalaba Nancy Babio, en las Guías alimentarias para la población española, que se publicaron en el año 2016, escritas por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), se recomienda que el consumo de productos lácteos como es el caso de los quesos o la leche fermentada sea de entre 2 y 4 raciones diarias. Así mismo, la nutricionista explicó que en determinados momentos de la vida y según con qué situaciones, como las mujeres embarazadas o en periodos de lactancia, es conveniente aumentar este consumo diario de productos lácteos.

consumo de queso

¿En qué ha consistido el estudio realizado?

El equipo de investigación del CiberObn, junto a otros 23 grupos más de investigadores que forman parte del programa Predimed-Plus, han llevado a cabo un estudio que han confirmado los beneficios del yogur y el queso. El estudio se realizó tomando como muestra a 6.500 personas, todas ellas con una media de edad de alrededor de 65 años, que sufrieran obesidad o fueran propensos a padecer algún tipo de enfermedad cardiovascular. Todas estas personas elegidas llevaban una dieta sana y equilibrada. Prácticamente una dieta mediterránea donde se incluían alimentos como las frutas, el pan, pescado, frutos secos, galletas, arroz blanco y, por supuesto, los lácteos, además de reducir la ingesta de alcohol.

Durante todo el proceso el equipo de investigación analizó detenidamente los hábitos alimenticios de estas 6.500 personas y llegó a la conclusión de que aquellos que consumían queso de diferentes tipos, como el curado, el fresco o el manchego, entre otros, presentaban unos índices más bajos de hipertrigliceridemia y colesterol. El consumo de este producto lácteo era de unos 50 gramos diarios aproximadamente. Además de todo ello, la muestra estudiada se presentaba como personas muy saludables, puesto que otro de los factores a tener en cuenta es que la mayoría no fumaba o lo hacía de forma escasa. Teniendo en cuenta todos estos datos, Babio ha añadido que es muy probable que estas personas consuman lácteos porque estén más concienciadas de lo importante que son estos alimentos, además de tener claro que es fundamental regirse por un patrón dietético saludable para mantenerse bien.

Alimentos para la dieta

A través de este reciente estudio se ha podido determinar que tanto el queso como el yogur son dos alimentos ricos en calcio muy saludables para el ser humano. Aunque existen otros lácteos igualmente beneficiosos. Por este motivo se deben incluir en mayor medida en las dietas y así complementar un ritmo de vida saludable con una excelente alimentación. Así que a partir de ahora podríamos comer más queso y yogur sin miedo alguno.

Vía: Ciberiscii

Foto: chapmanizerFree-Photos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...