Cómo saber qué medicamento homeopático puedo tomar

Los medicamentos homeopáticos permiten un tratamiento muy personalizado y en dosis dosis infinitesimales

medicamentos

La homeopatía es una terapia que se basa en el uso de medicamentos homeopáticos. Una de las características de estos fármacos es que se elaboran a partir de diluciones débiles o infinitesimales obtenidas a través de un modo específico de elaboración que difiere de otros medicamentos, pero que está recogido al igual que el resto de los procesos de fabricación farmacéutica en la farmacopea de cada país.

Para entender cuál es el funcionamiento de los medicamentos homeopáticos, generalmente se acude a un ejemplo muy sencillo. Todos sabemos que tomar café a última hora de la tarde puede alterar el sueño en sujetos sensibles. Sin embargo, también es posible usar una dosis específica de café para tratar ese efecto que esta sustancia produce en grandes cantidades: el insomnio, y esto es lo que hace la homeopatía. De hecho, existen medicamentos homeopáticos que tienen como origen un grano de café, diluido y dinamizado, en dosis infinitesimales,  de modo que administrarlo a una persona que tiene alteraciones del sueño puede provocar el efecto contrario de lo que ocasionaría en grandes dosis, es decir, ayudarle a dormir.

Establecer cuál es el medicamento perfecto o el más adecuado en cada caso siguiendo las pautas de este método terapéutico estará en manos del médico homeópata, que es el profesional de la salud formado en esta especialidad. Tras realizar un análisis del paciente estudiando la sintomatología de sus trastornos y otros aspectos relacionados con su personalidad o estado anímico, el médico determinará si tiene que prescribir uno o varios medicamentos homeopáticos.

Realmente lo que hace el medicamento homeopático no es tratar meramente la enfermedad, sino al enfermo en su globalidad, teniendo en cuenta todo, pero a su vez de forma individual.  Lo que le ayuda a ser más preciso en el diagnóstico y en la forma de abordarlo.

Por otra parte, es importante saber que existen distintas forma galénicas de presentar estos fármacos. Los gránulos, lo glóbulos y las gotas son las más comunes. Los gránulos y las gotas se suelen tomar diariamente, y los glóbulos se ingieren semanalmente o cada dos meses. En cualquier caso, la posología la tiene que determinar el profesional de la salud, quien además irá reduciendo las dosis a medida que el paciente muestre mejoría.

Foto: Andrés Nieto Porras

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...