¿Cómo recuperar cantidad de células cerebrales?

Las células cerebrales se pueden recuperar aplicando una serie de consejos y recomendaciones sencillos para el día a día.

Células del cerebro

Hace poco hablábamos de cómo evitar que perdamos células del cerebro. ¿Pero y si ya hemos perdido una cantidad importante? ¿hay esperanza? Hoy queremos explorar esta vertiente del problema y hablar de qué podemos hacer para que nuestro cerebro genere más células y que podamos recuperar un estado cerebral más conveniente incluso si hemos quemado una gran parte de ellas. La buena noticia es que nunca es tarde y que existen muchas posibilidades de que alcancemos lo que buscamos si trabajamos duro y nos esforzamos.

1. Liberar el estrés

La vida es estresante nos guste o no. Una gran parte de las cosas que hacemos cada día nos genera estrés por mucho que sepamos que tenemos que hacerlas de una manera irremediable. Así que como tenemos estrés, lo que debemos hacer es liberarlo de una u otra manera. ¿Cuáles son las mejores recomendaciones? El yoga es una de ellas. Podemos practicarlo en casa sin necesidad de buscar un gimnasio, pero si tenemos dudas lo mejor es acudir a un centro deportivo donde nos puedan enseñar cómo practicarlo. La meditación también ayuda mucho si sabemos llevarla a cabo, dado que sabemos que hay ocasiones en las que concentrarnos en meditar resulta complicado si no tenemos costumbre.

Lo que nos importa en este caso es liberar estrés, y cómo hacerlo es lo de menos. Si lo que nos ayuda a liberar estrés es hacer algo divertido que nos guste y que permita que nuestra mente se libere, será muy bienvenido. Hay actividades que liberan estrés de forma sencilla y que incluso podemos combinar con otras. Por ejemplo, podemos escuchar música relajante y mientras tanto leer, dado que son dos actividades que individualmente ayudan a liberar estrés. Y si tenemos pareja no os vamos a decir cuál es el mejor modo de liberar estrés, porque seguro que os lo podéis imaginar.

2. Una buena alimentación

Hay varios elementos que podemos aprovechar en nuestro beneficio en términos de alimentación para que las células del cerebro se recuperen mejor. Lo que nos interesa introducir en nuestro sistema en mayor medida son comidas que tengan un alto factor antioxidante. Esto es lo que se ocupará de que la actividad cerebral se refuerce y que las células se puedan recuperar. También nos convienen los ácidos grasos Omega 3, entendiendo que haya por ello muchos alimentos que los incluyan. ¿Qué podéis comer para que esta alimentación os ayude y que el cerebro esté en mejor estado? Recomendamos frutos secos como nueces, aceites vegetales, té verde, atún, arándanos, salmón o lechuga. Tal y como podéis ver, no solo son alimentos que ayudarán al cerebro, sino que se trata de comida que también os va a venir muy bien en vuestras dietas.

Células

3. Introduce ejercicio en tu día a día

El ejercicio aeróbico es muy importante y nunca nos debemos olvidar de él. Una vida sedentaria nos proporcionará más problemas que muchos otros hábitos no recomendados en el día a día. El ejercicio nos ayudará a estimular la recuperación y crecimiento de las células en el cerebro, siendo recomendable que lo hagamos a diario por mucho que haya algún día de la semana que podamos tomarnos un descanso. Lo recomendable es que en cada sesión hagamos deporte durante unos 30 minutos. Las actividades que se pueden llevar a cabo incluyen desde caminatas a un ritmo intenso hasta natación, así que en realidad no es algo complejo ni que requiera, por ejemplo, estar pagando la cuota de suscripción de un gimnasio.

4. Estimula tu cerebro con nuevos retos

¿Qué ocurre en cualquier tipo de contexto cuando repetimos algo muchas veces sin introducir ningún tipo de cambio o reto? Por lo general el resultado a largo plazo no es bueno. Siempre hay que pensar opciones de modificar nuestros hábitos a fin de que no se conviertan en una rutina dañina para nosotros. Para el cerebro esto se aplica de la misma manera, motivo por el cual siempre hay que pensar en darle estímulos. Al fin y al cabo, tenemos músculos cerebrales que tienen que ejercitarse. ¿Cómo introducir esos estímulos? Algo importante es presentarle a nuestro cerebro algo totalmente nuevo. Por ejemplo, leer sobre un tema del que nunca hemos leído nada y que nos resulte interesante. También se recomiendan acciones como utilizar nuestra mano no dominante para llevar a cabo actividades del día a día y poner a prueba nuestra habilidad con videojuegos de realidad virtual.

5. El poder de los suplementos

Y si aún aplicando todos esos consejos nos vemos en baja forma, podemos consultar con nuestro médico para que nos ayude con suplementos. No todos los suplementos son de gran intensidad, sino que muchos se pueden adquirir sin receta y resultan muy positivos para el organismo. Por eso aunque en ocasiones no queramos abrirnos a esta posibilidad, no es algo que esté mal y puede convertirse en la última pieza que nos falte para sentirnos mejor.

Foto: geraltaytuguluturk

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...