¿Cómo puedo dormirme en menos de 1 minuto?

La técnica de respiración 4-7-8 nos permite relajarnos de una forma en la que nos quedaremos dormidos de forma automática.

Mujer durmiendo

No conseguirse dormir por la noche es un problema enorme. Nos puede dar muchos dolores de cabeza y es una situación que se produce por diversos factores, como por sufrir demasiado estrés y no sacarnos ciertas cosas de la mente. Para lograr dormirnos con velocidad hay diversos trucos y técnicas que podríamos intentar poner a prueba. En este caso la recomendación que os vamos a dar es un truco que descubrimos en la red gracias a Byrdie y que se conoce como la técnica de respiración 4-7-8. Suena raro, pero no os preocupéis porque os la explicamos de arriba a abajo.

¿En qué consiste y cómo se hace? El proceso es aparentemente simple. Comenzamos inspirando por la nariz durante un total de cuatro segundos, ni uno más, ni uno menos. Después contenemos la respiración durante siete segundos y finalmente espiramos por la boca durante ocho segundos. La idea es que en el proceso acabarás dormido de una forma irremediable y que al día siguiente ni siquiera tendrás recuerdo de haber llegado a contar los ocho segundos del paso final.

¿Por qué ocurre esto? Lo que cuentan los expertos es que haciendo este ejercicio de respiración lo que ocurre en nuestro cerebro es una acción química que ralentiza nuestro ritmo cardíaco de forma que nos quedamos dormidos.

Os entenderíamos si no os lo creéis, pero recomendamos que si una noche os encontráis en este tipo de situación pongáis la técnica a prueba. Lo más probable es que os acabéis durmiendo de manera imprevista mientras estáis haciendo el ejercicio. Es una reacción casi obligatoria por parte de nuestro cuerpo, que se encuentra ante la necesidad de ralentizar el ritmo del corazón en base a las acciones que estamos haciendo con la respiración. Eso sí, tenéis que aseguraros de realizar el ejercicio de forma adecuada, con los segundos que se indican, para que esto funcione. Si vais demasiado rápido o no lo hacéis paso a paso de forma correcta, no será posible obtener el efecto que estáis buscando.

Esta técnica también os puede venir bien a lo largo del día como ejercicio de respiración para encontraros más relajados en momentos en los que tengáis demasiado estrés. A las 11 de la mañana no os vais a quedar dormidos, eso está claro, pero haciéndolo os encontraréis mucho más relajados. Además, no tiene efectos secundarios para el organismo, así que podéis confiar en esta técnica en todos los momentos en los que os haga falta.

Vía: Byrdie

Foto: ramicm

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...