¿Cómo puedo dormir menos?

Aunque intentemos dormir menos, no podríamos conseguirlo si nuestro cuerpo no está realmente preparado para conseguirlo.

¿Es posible dormir menos?

¿Cómo puedo conseguir dormir menos? Es la pregunta del millón. Se la han hecho a lo largo de los tiempos multitud de personas que han querido aprovechar más su tiempo libre, pero no hay una respuesta exacta. Lo primero que hay que decir es si de verdad resulta viable dormir menos que un índice normal, el cual se encuentra establecido entre una media de 6 y 9 horas. Si dormimos, por ejemplo, ocho horas, es posible que nos interese invertir menos tiempo en ello. En este sentido, sí, es viable dormir menos.

Hay muchas personas que lo hacen y que lo llevan haciendo desde hace décadas. Incluso personas muy reconocidas en todo el mundo, como la política Margaret Thatcher o el pintor Salvador Dalí, fueron famosos por el poco tiempo que invertían en dormir. El problema se encuentra en si nosotros, de tener una costumbre de dormir unas 8 horas, podemos llegar a cambiar nuestra costumbre y convertirnos en miembros de esa élite del sueño que destaca por dormir solo durante alrededor de cuatro horas diarias.

¿Podemos hacerlo? Es complicado decirlo. Es posible que nuestro cuerpo lo permita, que nuestros genes estén preparados, pero también es probable que la respuesta sea totalmente distinta. Si lo queremos descubrir deberíamos intentar ajustar nuestros periodos de sueño de forma progresiva poco a poco para ver si de verdad nuestro cuerpo podría resistir durmiendo menos.

Tenemos la posibilidad de probar a, especialmente en un periodo de vacaciones en el que no tengamos mucha presión, quitarnos horas de sueño de forma progresiva. El primer día nos acostamos más tarde de lo habitual, pero nos despertamos a la misma hora que todos los días. Al siguiente hacemos lo mismo o si queremos rascar más horas, nos acostamos aún más tarde, y seguimos despertándonos a la misma hora. En unos días podríamos ver cómo reacciona nuestro cuerpo a los cambios de sueño.

Es muy importante que tengamos cuidado en controlarnos y que no hagamos cosas insensatas. Si nos vemos mareados, nos dormimos en cualquier lugar, tenemos una sensación extraña, como si hubiéramos bebido mucho alcohol, o sufrimos algún otro problema, lo mejor será meternos en la cama y dormir todo lo que necesite nuestro cuerpo. Desgraciadamente no estaremos preparados para cambiar de hábitos. Lo único que podemos tolerar es una pequeña sensación de sueño al despertarnos, la cual, si todo va bien, debería desaparecer en el plazo de 1 hora desde ponernos a realizar cosas activas.

Vía: BBC

Foto: epSos .de

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...