Cómo prevenir las picaduras de los mosquitos

El verano es una época muy agradable pero también tiene algunos pequeños inconvenientes. Por ejemplo, las incómodas picaduras de los mosquitos, que vuelven cada año para amargarnos estas fechas e incluso, en algunos casos, pueden transmitir enfermedades. Aquí explicamos algunas pautas para no sufrirlas.

Aunque el verano es una época muy agradable por el buen tiempo y las vacaciones, siempre trae aparejados una serie de inconvenientes que se repiten todos los años invariablemente.

Entre ellos, están los problemas de deshidratación, las insolaciones, alguna pequeña intoxicación o las quemaduras por el Sol. Pero, quizá uno de los más incómodos sean las picaduras de los mosquitos que, en estos meses parecen escoger nuestro cuerpo para entrenar su aguijón.

Foto de un mosquito

Un mosquito visto de cerca

Según parece, una de las causas por las que abundan más es, precisamente, las altas temperaturas, que les permiten sobrevivir con mayor facilidad. Y, como su picadura no sólo es molesta sino que también puede transmitir enfermedades en algunos casos, es recomendable que sigamos unas sencillas pautas para evitarla.

En primer lugar, podemos usar un repelente de mosquitos. Estos líquidos se venden en cualquier farmacia pero también podemos fabricarnos uno casero a base de hojas de eucalipto cocidas. Su mayor inconveniente es que no suelen oler muy bien.

En este sentido, es necesario evitar en verano el uso de colonias u otros productos con olor agradable ya que los mosquitos se sienten atraídos por los aromas florales y dulces.

Igualmente, cuando caminemos por la calle es recomendable llevar el cuerpo bien tapado. Esto es difícil, sobre todo los días de calor, pero hay prendas cuyo material es muy fino -por tanto, son frescas– que pueden hacer perfectamente esa función.

También en casa podemos tomar una serie de precauciones contra los mosquitos. Así, por ejemplo, encender las luces lo menos posible. Todos hemos visto en la calle farolas llenas de estos bichos. Ello sucede porque les atrae el calor que producen. Por tanto, cuanto menos la utilicemos, menos mosquitos nos merodearán.

Igualmente, para evitar que entren en casa por las ventanas abiertas, podemos fabricarnos una mosquitera para colocarla en ellas. Basta con dos pares de palos para los marcos y una red fina que colocaremos entre ellos.

También en casa es conveniente cubrirse el cuerpo para evitar las picaduras de mosquito. Por ejemplo, para dormir, podemos taparnos con una sábana fina que no da calor y sirve para ello perfectamente.

No obstante todo lo anterior, seguramente sufriremos alguna picadura, sobre todo si estamos en una zona donde abunden mucho estos bichos. Ante ello, lo único que podemos hacer es tener paciencia y recurrir a las pomadas que venden en las farmacias para reducir la inflamación y secar la zona de la picadura.

Fuente: Como Hacer.

Foto: Mosquito: Tonrulkens en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...