¿Cómo practicar yoga nudista?

El yoga nudista es una actividad que cada vez tiene una mayor popularidad entre todo tipo de personas.

Pasos para el yoga nudista

Hace un tiempo os hablamos del fenómeno representado por el yoga nudista, que se ha convertido en una gran tendencia en todo tipo de lugares. Ahora queremos instruiros un poco más para que vosotros también tengáis la oportunidad de practicar esta actividad. Os recomendamos que, para ir comenzando, os pongáis cómodos y os preparéis para disfrutar de una de las experiencias más particulares que se pueden aplicar al deporte de relajación.

Paso 1. Quítate la ropa y entiende tu desnudez

Lo primero que hay que hacer es quitarse la ropa, pero liberarnos de cualquier tipo de pensamiento que nos lleve a dirigir la situación a un contexto sexual. El yoga nos libera, así que la manera en la que quedamos desnudos no tiene porqué estar relacionado con las relaciones carnales. Si vamos a practicar esta actividad en un entorno de grupo, como en un gimnasio, tendremos que estar muy mentalizados de ello para que no nos veamos en problemas con las personas que estén con nosotros. Por otro lado, si sois hombres y sufrís una erección, no tenéis porqué preocuparos, dado que es algo muy normal que suele ocurrir.

Es fundamental que nos aislemos y que le dejemos de dar importancia, puesto que esto ocurrirá debido a la relajación y a la manera en la que nos moveremos, no por otros factores externos. Cuando nos encontremos relajados estando desnudos no habrá problemas en continuar con la práctica.

Paso 2. Comienza a practicar poses

El proceso de la práctica dependerá en gran medida del programa que estemos realizando, de si hemos acudido a la clase de un gimnasio o si estamos practicando en casa. En cualquier caso, por si lo estáis haciendo por vuestra cuenta, os recomendamos realizar una serie de poses que os vendrán muy bien. Por ejemplo, la postura del árbol, el triángulo, el pez o el perro mirando hacia abajo. Estas técnicas son recomendables a todos los niveles debido a su sencillez y no suponen ningún tipo de problema.

Además, el yoga nudista también tiene en cuenta algunas posiciones que se realizan en pareja. Esto se puede practicar en la comodidad del hogar con la pareja y así disfrutar de un rato muy íntimo en compañía de nuestro ser querido.

Paso 3. Acaba el ejercicio con relajación

Después de una buena práctica de yoga hay que tomarse el resto del día con un nivel de paz y calma adecuado para que nuestro cuerpo se beneficie de lo que hemos hecho. Nada más terminar la actividad es recomendable que nos demos una ducha para revitalizarnos y que recojamos el equipo que hayamos utilizado.

Foto: TijsB

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...