¿Cómo practicar el sexo estando embarazada?

Practicar el sexo durante el embarazo es algo muy recomendable y sano para lo cual se pueden utilizar distintas posiciones cómodas.

El sexo en el embarazo

Se piensa erróneamente que en el momento en el cual una mujer se queda embarazada tiene que tratar con mucho cuidado su cuerpo en lo relacionado con mantener relaciones sexuales. Pero hay mucho desconocimiento todavía, incluso entre personas jóvenes, acerca de ello. Los médicos recomiendan practicar el sexo en el embarazo, siempre, eso sí, buscando las posiciones y los métodos que aseguren que la mujer, y también el hombre, se encuentran cómodos mientras lo hacen.

Al fin y al cabo, no hay que olvidar que el sexo es una actividad que se practica por placer, y la comodidad está muy vinculada con disfrutar de una experiencia placentera en el camino a tener una buena relación. Son muchos expertos los que reiteran que la mujer tiene una amplia selección de posiciones y posibilidades que puede elegir a la hora de practicar el sexo en el embarazo.

La elección de una u otra posición depende mucho de distintos factores. Uno de ellos es el nivel de crecimiento en el cual se encuentra la tripa de la embarazada. En los primeros meses prácticamente no hay ninguna diferencia en cuanto a comodidad y solo hay que tener cuidado con no chafarla más de la cuenta. A posteriori sí se van introduciendo posiciones que evitan la posición de la tripa a fin de asegurar la comodidad.

El embarazo también es un buen momento para que las parejas, incluso aquellas que se limitan en sus relaciones habituales a la posición del misionero, prueben nuevas posiciones y descubran otras maneras de practicar el sexo. Los expertos coinciden en que no se debe ver ninguna posición como un tema tabú, dado que todas tienen la misma finalidad definitiva. La posición del perro, tal y como está indicada en la WikiPedia, pero también conocida como la posición del perrito, sexo a cuatro patas o sexo por detrás, se convierte en una de las posiciones recomendadas en la fase del embarazo. No solo garantiza comodidad para ambos miembros de la pareja, sino que la mujer se encuentra en una de las posiciones que más libertad de movimientos le permiten e incluso se alcanza un mayor placer.

La posición en la cual la mujer se coloca encima del hombre también está muy extendida en el embarazo, dejando que ella tenga el control y sepa cuándo puede aumentar o reducir el ritmo de la penetración. En definitiva, es fácil practicar el sexo en el embarazo y no se debe tener en cuenta como algo negativo o tabú.

Vía: WikiPedia

Foto: Illusive Photography

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...