¿Cómo podremos llegar a vivir más de 100 años?

¿Está la sociedad preparada para tener la oportunidad de vivir durante más de 100 años como algo natural?

Vivir más tiempo

Uno de nuestros mayores retos en la vida siempre ha sido encontrar la forma de vivir muchos más años. Poco a poco la longevidad ha ido aumentando y ahora nuestros mayores cuentan con más edad que sus antepasados. Esta tendencia seguirá estando presente en el futuro y muchos expertos aseguran que llegará un momento en que la mayoría de las personas pueda sobrepasar los 100 años de edad. Lógicamente no será un proceso rápido, tendremos que esperar al menos hasta el 2107 para poder ver a muchos ciudadanos siendo centenarios y habiendo vivido una vida muy diferente a la que ahora conocemos.

Según algunos estudios, la longevidad será cada vez más grande en el mundo y todos aquellos que nazcan ahora en Occidente tendrán un 50% más de posibilidades de sobrepasar los 100 años en el futuro. Antiguamente, este fenómeno solo ocurría entre 1 persona de cada 100, pero los tiempos han cambiado, la forma de vida también y sobre todo se han ido haciendo muchos más descubrimientos dentro del sector sanitario.

Los niños de hoy en día tendrán muchas posibilidades de superar el centenario y los jóvenes de unos 20 años de edad contarán con el 50% de probabilidad de hacer lo propio, incluso los que ya están en la edad adulta (40 años) no deben tener muchos problemas para llegar a los 90.

A todos nos encanta la idea de poder llegar a cumplir 100 años, no es algo habitual, pero lo será dentro de unos años. Todo esto no pasará de un día para otro, siendo un cambio progresivo que lleva más de 200 años produciéndose. Como bien sabemos, nuestros antepasados no solían cumplir los 60, en muchos casos, sin embargo esto ha cambiado y cada vez la longevidad es mayor al tiempo que la esperanza de vida sigue aumentando. En concreto, por cada 10 años que han pasado, la edad de nuestros mayores ha crecido en más de 2, de ahí que los estudios hayan calculado que los niños y jóvenes de hoy pueden ser perfectamente los centenarios del mañana.

Aunque son muchos factores los que han influido para que se produzca este fenómeno, sin duda alguna de los principales que hay que tener en cuenta es el desarrollo de los avances médicos. En este sentido, muchas enfermedades que antaño eran mortales ahora no tienen porqué serlo, debido a todos los tratamientos que se han descubierto. Enfermedades como las cardiovasculares o el cáncer, ya no son siempre un motivo de muerte. Así mismo, también debemos tener en cuenta que la mortalidad infantil ha descendido de forma notable, lo que favorece a que el día de mañana la población sea mucho más numerosa y esos pequeños podrán llegar a la edad de 100 años o incluso superarla.

La vida del futuro

¿Pero estamos preparados para vivir tanto tiempo? Quizás en nuestra mente sí, pero la infraestructura de la sociedad no está preparada para albergar un gran número de ciudadanos centenarios. Así lo corroboran Lynda Gratton y Andrew Scott en su libro “La vida de 100 años. Vivir y trabajar en la era de la longevidad”. Según estos profesores de la London Business School, el sistema que está establecido actualmente no servirá de nada en un futuro en términos de economía empleo. Hoy en día la edad de jubilación de nuestros mayores es de 65 años, pero hay que tener en cuenta que la esperanza de vida es menor. Cuando lleguemos a la época donde seremos centenarios, si seguimos con este sistema, las personas llevarán más de 30 años sin empleo y al ser una sociedad más envejecida habrá un mayor número de jubilados en comparación con las personas en edad activa.

Esto supone un problema para el sistema de pensiones que se establece en España, puesto que hemos pasado de 20 jubilados por cada 100 personas en edad de trabajar en el año 1975 a más de 77, que es lo que se espera que ocurra en 2050. La OCDE ya ha avisado al gobierno de que el sistema llegará a ser insostenible, teniendo en cuenta el crecimiento de la esperanza de vida de los españoles. Por este motivo se han comenzado a poner en marcha nuevas medidas, destacando el aumento de la edad de jubilación a los 67 años de aquí al 2027.

Aun así, esto no será suficiente, puesto que se estipula que las personas llegarán a los 100 años, de ahí que se haya hecho un cálculo de cuál sería la edad ideal para dejar de trabajar y se cree que rondará entre los 70 y 80 años. De hecho, en muchos países ya se ha elevado la cifra. En 18 regiones de la OCDE la edad de jubilación de las mujeres aumentará en 4 años entre 2010 y 2050 y en 14 de ellos se ha hecho lo propio con los hombres, siendo la edad en este caso de 2,5 años más. Lo cierto es que esta medida es muy acertada, puesto que expertos explican que hay que hacer un cambio inminente, ya que el sistema se está quedando obsoleto, teniendo en cuenta las modificaciones que está experimentando la sociedad. Hay que recordar que nuestro país, en el futuro, será la región más envejecida de Europa y una de las más envejecidas del mundo, tan solo superada por Japón.

Mujeres ancianas

Es evidente que para poder adaptarnos a estos cambios tan significativos lo principal que hay que hacer es dar un giro al sistema. En este caso, la mayoría de los expertos están de acuerdo en una cosa y es que hay que aumentar la edad de jubilación. El gran problema radica en que la creencia de la sociedad aún está inmersa en no poder seguir trabajando cuando se llega a una cierta edad, sin embargo hay que cambiar de forma de pensar en este sentido y hacernos a la idea de que podemos seguir desarrollando nuestra tarea laboral durante muchos más años y aprender más cosas. Una persona con 60 años no tiene que ser un lastre para el empleo, todo lo contrario, debemos descubrir qué es lo que puede seguir desempeñando y aprovechar al máximo sus capacidades. Si echamos la vista atrás, hace unos años el concepto de adolescencia no se conocía, sin embargo la longevidad aumentó y el sistema educativo también se alargó, de ahí que surgiera un nuevo concepto. Algo parecido pasará de aquí a 2107, donde podríamos estar hablando de una cuarta edad.

Las etapas en la vida de una persona irán cambiado, nos someteremos a un proceso de reciclaje donde todo lo que hacemos a ciertas edades ahora podrá prolongarse en el tiempo. Así mismo, también se debe apostar por fomentar los sectores del turismo o el entretenimiento, hay que transmitir una mayor dosis de cultura, puesto que también es importante que estos jubilados del futuro no estén aburridos. En cualquier caso, quedémonos con la nota positiva: que año tras año nuestras posibilidades de seguir viviendo aumentan cada día más.

¿Qué deparará el futuro a los ciudadanos? ¿qué llegará después de esa interesante cuarta edad en la cual seremos más sabios y ancianos? Hay quien sueña con la inmortalidad. ¿Pero sería posible un mundo de inmortales en constante reproducción? ¿y los recursos? No hay duda de que los gobiernos tienen un importante papel en cuanto al acompañamiento de los ciudadanos en estos cambios que se plantean a la vista del aumento de la esperanza de vida de las personas.

Foto: avi_aclRitaEsilviarita

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...