¿Cómo obligarnos a beber más cantidad de agua?

El agua se convierte en uno de los elementos con los que siempre debemos contar y hay algunos trucos para hacerlo de forma más habitual.

Agua en vaso

Beber agua: todos sabemos lo que eso significa. La teoría la tenemos bastante aprendida: debemos beber de uno a dos litros al día para mantenernos 100% hidratados. Es lo que realmente nuestro cuerpo necesita, pero a veces resulta tan pesado que nos cansa. Muchos de nosotros preferimos un refresco, un batido o incluso una cerveza antes de tomarnos ese vaso de agua que tanto nos hace falta. Es fundamental que llevemos a cabo una hidratación diaria y dejemos a un lado nuestros gustos o pongamos prioridades por delante. Seguro que piensas que estás muy ocupado para llevarte tu botella a todos lados o simplemente no tienes tiempo para pararte ni siquiera a beber un momento. Todo eso lo podemos entender pero… ¿y si te dijésemos que existen trucos para hidratarse sin tener que parar nuestra vida diaria?

En efecto, conocemos muchos métodos efectivos que te ayudarán a mantenerte totalmente hidratado y no tendrás que realizar grandes esfuerzos. ¿Te apetece conocer todos esos truquillos mágicos? Seguro que sí, por este motivo te animamos a que te tomes unos minutos para leer este artículo y apuntes todo lo que puedes hacer en tu día a día sin dejar de lado ese líquido tan importante para el ser humano: el agua.

Condimenta más tus comidas

Es evidente que echarle un poco de sal a tus comidas hará que estas estén mucho más sabrosas. Tampoco hace falta que te pases pero con una pizca más tu cuerpo notará que necesita más hidratación. Así que… beberás agua sin tener que obligarte, tu cuerpo te lo estará pidiendo. Además de la sal existen otras especies que pueden ayudarte a beber más agua cada cierto tiempo. ¿Cuáles?, pues por ejemplo el pimentón o alguna salsa picante. Tu boca necesitará refrescarse después de probar estas sustancias y ¿cuál va a ser tu mejor aliada?, evidentemente… el agua.

Con pajita por favor

Aunque creas que una pajita es solo para niños o simplemente es un elemento estético para las bebidas, a la hora de beber agua puede ser de gran ayuda. Los expertos aseguran que tener una pajita en nuestro recipiente va a hacer que consumamos una mayor cantidad de agua. ¿Por qué?, pues porque es mucho más cómoda de utilizar, además de tener una gran accesibilidad. A todo esto se suma que se sabe a ciencia cierta que cuando usamos una pajita para beber estamos tragando una mayor cantidad de agua. ¿Te imaginabas todas las ventajas que tenía una pajita?

Mide bien lo que necesitas

Otro método efectivo para beber más agua es medir con antelación la cantidad que necesitamos de forma diaria. ¿Cuánto te pide tu cuerpo?, ¿un litro?, ¿dos? En cuanto te pongas a prueba uno o dos días tendrás las cantidades totalmente controladas y lo único que tendrás que hacer la noche anterior será rellenar todas las botellas que necesitas para ello, ya sea una grande o dividir la cantidad necesaria en otras de menor tamaño.

Beber agua

¿Botellas vacías? ¡nunca!

Seguramente te habrás visto alguna vez en la oficina o incluso en casa con tu botella de agua vacía. A veces las dejamos así porque estamos realizando otra tarea, pero esto es un grave error. En cuanto veamos que nuestra botella se ha quedado sin agua debemos rellenarla enseguida, así no tendremos excusa para no seguir bebiendo a lo largo del día. Es fundamental que nunca veamos la botella vacía o dejaremos de tomar agua simplemente por pereza a levantarnos.

Hidratarse es bueno para la salud

Simplemente con decirte que la hidratación es fundamental para el buen funcionamiento del cuerpo humano ya debería valerte. Aún así, en muchas ocasiones esta idea no nos convence del todo. Volvemos a repetirte que no debes dejar de beber agua nunca, así que… ¿por qué no te planteas otros objetivos? Por ejemplo, beber agua antes de comer favorece la digestión o tomar un vaso después de cada comida ayuda a asimilar mejor los micronutrientes. ¿Te parecen motivos suficientes?

Añade agua a tus bebidas

En este apartado no queremos decirte que todo lo que bebas deba ir mezclado con agua. En absoluto, más bien lo que intentamos explicarte es que debes añadir ese vaso de agua que tanto necesitas a lo que tomes y complementarlo con otras bebidas. ¿Te gusta el café?, genial porque puedes tomarlo, pero te recomendamos que por cada taza de café que tomes luego bebas un vaso de agua. Así siempre aportarás a tu cuerpo una pequeña cantidad.

Al igual que con el café… ¡con los suplementos!

Si tomas algún tipo de suplemento o medicamento resulta genial incluir entre los mismos un vaso de agua. Decimos esto porque es habitual que este tipo de sustancias se tengan que ingerir en poco tiempo. Algunas hasta que hay que tomarlas con diferencia de una hora simplemente. Podemos aprovechar estos tiempos de espera para tomarnos un gran vaso de agua, porque nos ayudará a digerir mejor el suplemento y a su vez nos estaremos hidratando. Será la combinación perfecta.

hielo

Más hielo, por favor

Claro, ¿cómo no se te había ocurrido antes?, el hielo también es agua y como tal puede ayudarnos a hidratarnos, aunque sea en menor medida. Tampoco hace falta que te veamos a partir de ahora con un cubito en la boca a todas horas (aunque sería muy gracioso), pero sí es recomendable que añadas unos cuantos cubitos a tus refrescos y batidos. El número ideal es cuatro, ¿por qué?, pues porque cuatro cubitos de hielo equivalen a medio vaso de agua, una cantidad muy buena para empezar y sin tener que enfrentarnos a posteriores molestias de garganta.

¿Probamos las botellas inteligentes?

¿Nunca has oído hablar de las botellas inteligentes? existen. Las nuevas tecnologías también han llegado al líquido más esencial del planeta. En la actualidad podemos encontrarnos en el mercado recipientes de agua dotados de tecnología inteligente que nos ayudan a poder calcular cuál es la cantidad exacta de agua que debemos beber al día. Así que si eres despistado no hay nada mejor como hacerse con una de estas botellas. ¿No conoces ninguna marca?, algunas conocidas son DrinKup o HydraCoach, aunque hay muchísimas más.

Y de la inteligencia a las aplicaciones

¿Cómo no iba a haber una aplicación para dispositivos móviles para el agua?, ¡si hay apps de todo! Las apps, como por ejemplo Gulps, están programadas para que podamos aumentar nuestro consumo diario de agua. Lo que hace es recordarnos cuánto hemos tomado, qué nos falta, en cuánto tiempo y otras muchas cosas más. Gracias a este tipo de aplicaciones nuestra hidratación estará 100% controlada y lo que es mejor: la llevaremos a cabo fácilmente.

Más dosis de agua

Beber agua siempre es bueno y a cualquier hora del día, aunque entendemos que no siempre se tiene ese tiempo para pararte a tomar un vaso. Además, hay que tener en cuenta que existen momentos específicos en lo que el agua es mucho más recomendable que en otros. Si nos permites un consejo, es fundamental que te tomes varios vasos de agua por la mañana e ir aumentando la dosis diaria a lo largo de tu jornada. Seguro que al final del día te vas a sentir mejor y estarás debidamente hidratado.

beber

¿Vas con frecuencia al baño?

Muchas personas evitan tomar agua en ciertos momentos del día porque saben que pueden ir al baño y no se encuentran en la situación idónea para hacerlo. Sin embargo, esto se puede controlar fácilmente si se lleva un hábito adecuado y se analiza cada cuánto tiempo se va al baño, teniendo en cuenta la cantidad de agua que se consume. Lo mejor es ir bebiendo poco a poco sin beber demasiado de golpe. Así la vejiga se podrá controlar mucho mejor y no estaremos dejando de lado el hábito de beber.

Un poco de innovación

Para finalizar debemos comentarte que no siempre se tiene porqué beber agua de la misma forma. Seguro que estás pensando en la clásica botella o el típico vaso de agua, pero hay muchas formas más. ¿Te preguntas cómo?, todo depende de la imaginación de la persona, aunque muchos expertos aseguran que hay quienes prefieren tomarla en un vaso de licor hasta quienes les gusta beber agua en una cuchara por mencionar algunas de las particularidades de ciertas personas. Ante todo creatividad. Algunos estudios que se han realizado sobre este tema ponen de manifiesto que las personas que innovan sobre su forma de beber agua se hidratan mucho mejor. Es como todo, si algo nos parece novedoso y atractivo lo hacemos con mayor frecuencia y de una forma mucho más satisfactoria. Así que… ¡comencemos a inventar!

Después de todos los trucos que te hemos comentado es evidente que el que no bebe agua es porque no quiere, dado que hay muchos métodos alternativos. No te obligamos a que te cierres en ellos, tú mismo puedes inventarte el tuyo propio, pero eso sí, que tenga el mismo objetivo: hidratarse. No hay que olvidar que beber agua de forma diaria y con cierta asiduidad es fundamental para llevar una vida plena y saludable. Este líquido es esencial para la vida, así que lo mejor que podemos hacer es no dejarlo de lado.

Recuerda todo lo que te hemos comentado y prueba alguno de estos métodos… ¡o todos! El caso es beber la cantidad de agua que necesitas sin que te resulte una práctica pesada y la pongas en un segundo plano. ¿Cuál será el método más efectivo para ti? Simplemente comprueba el que más útil te parece, ponlo en marcha y luego comienza a comprobar los resultados. El agua es vida y nunca nos debemos olvidar de su consumo.

Foto: PublicDomainPicturesronymichaudColiN00Bcongerdesign

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...