¿Cómo nos afecta el cambio de hora?

Las consecuencias del cambio de hora pueden llegar a afectar a nuestra salud bajo distintos parámetros, siendo recomendable prepararse.

Cambio de hora y sus problemas

Llega un nuevo cambio de hora y eso significa acostumbrarnos. ¿Pero cómo nos puede afectar el cambio de hora en cuanto a nuestra salud y cuerpo? Según especialistas en medicina, este cambio de hora, que implica adelantarla una hora una vez llegue la madrugada del domingo día 30 de marzo, puede producir una dura modificación en el ciclo de actividad y sueño de las personas.

Para muchas personas esto puede no alterar su día a día y resultar una simple curiosidad, pero para otras sí tiene la posibilidad de afectar de manera muy negativa. Por ejemplo, personas que suelan sufrir problemas de sueño, se encontrarán con que este adelantamiento de hora les afecta más de la cuenta. A los ancianos y a los niños, que tienen unos procesos de descanso distintos a los de los adultos activos, también les puede afectar más de la cuenta.

Según las estadísticas, hasta que pasa el quinto día después de producirse el adelantamiento de hora los relojes y despertadores internos de los cuerpos de las personas no se ajustan a la nueva situación. Si no tenemos un horario muy exacto y nuestro trabajo es por turnos o contamos con variaciones importantes en nuestro día a día posiblemente notemos mucho el cambio de hora.

Las personas con horarios muy poco flexibles se van a ver muy afectadas por el cambio de hora. En general se recomienda a todas las personas que vayan adelantando el reloj unos minutos antes todos los días a la hora de levantarse, para que cuando llegue el domingo el cuerpo ya esté un poco más acostumbrado. Es una de las ideas que podemos tener en cuenta a fin de mejorar nuestro día a día y conseguir encontrarnos mucho mejor con nuestro cuerpo y procesos de despertar.

La lista de problemas que se pueden derivar del cambio de hora está formada por los siguientes inconvenientes:

  • Malestar general
  • Bajada de rendimiento y productividad
  • Fatiga
  • Depresión y otros cambios negativos en el estado de ánimo
  • Irritabilidad
  • Problema de concentración y memoria
  • Somnolencia
  • Molestias psicosomáticas agudas
  • Más apetito en la noche y menos en el día
  • Problemas de digestión

Son problemas que no se mantienen a largo plazo, sino que van eliminándose a medida que avanzan los días y el cuerpo se acostumbra al cambio de hora. En general se recomienda paciencia y hacer uso de la mejor adaptación posible para que el cambio de hora no sea demasiado molesto.

Vía: ABC

Foto: William Ross

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...