¿Cómo mejorar nuestros hábitos de sueño?

Dormir de forma adecuada es fundamental si nos queremos encontrar bien a lo largo del día, así que tenemos que mejorar nuestros hábitos de sueño.

cómo dormir profundamente

Aunque muchos de nosotros no le demos la importancia que merece, el sueño es una de las piezas fundamentales para el ser humano, puesto que todas las personas necesitan descansar y recargar pilas para poder enfrentarse a un nuevo día. Tanto es así que cuidar el sueño es imprescindible si queremos llevar una vida más saludable y sobre todo si queremos ganar un grado en bienestar.

La falta de sueño puede traernos consecuencias terribles, tanto en nuestra vida profesional como personal. De hecho, en muchas ocasiones el no descansar bien puede llegar a poner en riesgo nuestro trabajo o incluso hacer que nos enfademos con nuestras amistades. Seguro que no quieres que te pase eso en ningún momento, por este motivo es fundamental que adquieras unos buenos hábitos de sueño y que al día siguiente te levantes con energía y con ganas de comerte el mundo. ¿Cómo podemos hacerlo? Recuperar esas horas de sueño y descanso que hace tiempo que habíamos perdido es sencillo, tan solo debemos incluir una serie de pasos en nuestra rutina diaria y ya verás cómo muy pronto notarás la diferencia. ¿Quieres ser una persona nueva a partir de mañana?, entonces lo único que tienes que hacer es seguir los consejos que te damos en el siguiente artículo. Si estás dispuesto a cambiar tu vida y descansar de la mejor forma posible estas son algunas de las cosas que debes hacer y adoptar cuanto antes.

Cambia de alarma siempre que puedas

Por norma general solemos establecer un tono para nuestro despertador. Lo habitual es que sea la típica alarma estridente con un sonido vibrante que rara vez nos incita a que nos despertemos de buen humor, ya que este tipo de sonidos no son precisamente agradables. ¿Has probado a cambiar el tono? Ahora con la ayuda de las nuevas tecnologías podemos configurar nuestros dispositivos para elegir entre distintos sonidos. Una de nuestras recomendaciones es que elijas sonidos propios de la naturaleza, como las olas del mar o incluso una bandada de pájaros. Seguro que escuchando esto todas las mañanas te levantas con ganas de afrontar un nuevo día. ¡Pruébalo!

No dejes para la mañana tareas que puedes hacer por la noche

Cuántas veces te habrás levantado por la mañana y tu humor se habrá vuelto cada vez más desagradable porque no encuentras el modelo perfecto para salir a la calle o ir a la oficina. Es algo que solemos hacer a menudo y sin embargo no sabemos que es una práctica que puede alterar nuestro descanso. La mejor solución es que antes de dormir dejes un tiempo para realizar este tipo de tareas. Puede que pierdas algunos minutos de la noche anterior para escoger la ropa perfecta pero tu cuerpo te lo agradecerá al día siguiente. Por la mañana no tendrás que preocuparte de nada y podrás tomarte un buen tiempo relajado para probar el mejor desayuno y reponer fuerzas para lo que te queda que hacer durante el día. Esto es algo que no solemos hacer pero te aseguramos que funciona a la perfección.

Apuesta por los aceites esenciales

Desde hace mucho tiempo los aceites esenciales siempre han sido buenos aliados para conciliar mejor el sueño y obtener un buen descanso. De hecho, en muchas regiones del mundo se utilizan para combatir el insomnio y acabar con los trastornos o las alteraciones del sueño, siendo también muy beneficiosos si necesitamos reactivar nuestro cerebro. En la actualidad podemos tener acceso a un gran número de aceites esenciales que nos serán de gran ayuda si queremos recobrar esos buenos hábitos, aunque si nos permites un consejo, los mejores aceites son los de lavanda, valeriana o manzanilla. Elige el que más te guste y haz que tu descanso sea mucho más placentero.

osito en noche

Relájate antes de irte a la cama

Aunque nos sintamos demasiado cansados para realizar una actividad antes de dormir, si verdaderamente queremos descansar de una forma más relajada y despejar totalmente tu mente es bueno que llevemos a cabo alguna práctica amena, aunque sea por un corto periodo de tiempo, antes de encontrarnos de nuevo con la almohada. Lo ideal es hacerlo una hora antes de nuestro toque de queda y las actividades que puedes realizar son múltiples. Desde dar un pequeño paseo hasta leer un libro. El objetivo que queremos alcanzar llevando a cabo este tipo de acciones es hacer que nuestra mente se quede en blanco, que no nos perturben nuestros pensamientos y así asegurarnos de que a la hora de dormir estaremos 100% preparados para ello y no le daremos vueltas a la cabeza con otras cosas.

Hábitos que podemos mejorar

Si en los apartados anteriores te hemos comentado algunos buenos hábitos que puedes incluir en tu rutina diaria para dormir, a continuación vamos a hablar de otros que solemos hacer a menudo y sin embargo debemos eliminar por completo para que podamos tener un mejor descanso. ¿Cuáles son?

Intenta acabar con el desorden

A veces por falta de tiempo, en la habitación en la que dormimos o incluso en otros habitáculos de la casa el desorden está muy presente. Por ejemplo, es habitual que nos encontremos ropa apilada. Esto es algo poco beneficioso para nuestro descanso, porque de forma indirecta y sin que nosotros mismos nos demos cuenta en nuestra cabeza se proyectara una idea que no es otra que la de que tenemos que hacer muchas cosas aún. Podemos decir que entramos en un episodio de estrés y ansiedad por ver todo ese desorden acumulado. Es por ello que es importante intentar tener la casa lo más ordenada posible y dedicar unos minutos a ello. Seguro que así te sentirás mucho mejor y tu descanso será más reparador.

hábitos para dormir

El tiempo para dormir no es para trabajar

Por mucho trabajo que tengas acumulado y quieras adelantar cosas para mañana, no debes fatigarte. Ya has tenido suficientes horas en el día para llevar a cabo tus tareas y, lo que no te haya dado tiempo, es mejor que lo dejes para el día siguiente, puesto que no serás tan productivo y el cansancio se irá acumulando en tu cuerpo. Cuando llegas a casa y lleves a cabo tus hábitos rutinarios, tienes que dejar el trabajo a un lado. Es momento de relajarse, de lo contrario podrías desequilibrarte.

No dependas tanto de tu teléfono móvil

Los teléfonos móviles se han convertido en una parte esencial de nuestras vidas. A través de ellos lo controlamos todo, correo, redes sociales, webs… está muy bien para utilizarlos a lo largo del día, pero cuando nos vamos a dormir hay que dejarlos a un lado. Muchas personas se lo colocan debajo de la almohada o justo al lado de la cabeza, pero esto es un error. Intenta apartarlo lo máximo posible y como mucho haz uso de él para poner la alarma y poco más. Si lo colocas muy cerca de ti, cuando te levantes lo primero que harás será mirarlo, analizar desde primera hora del día las redes y el correo y puede que esto haga que te sientas malhumorado.

La tecnología lejos

Es normal que en nuestra habitación tengamos dispositivos tecnológicos, como el ordenador o la televisión. Tienes que saber que la mayoría de estos terminales suelen tener incorporadas luces brillantes que no dejan descansar bien nuestro cerebro haciéndole creer que no es de noche, sino de día. ¿Qué podemos hacer?, no decimos que quites todas estas cosas de tu habitación, pero sería ideal que las pusieras en un lugar donde esa luz no pueda molestarte o incluso taparla si no es tan fácil trasladarlas a otro lado.

Foto: DieterRobbinscongerdesignpixel2013

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...