¿Cómo me tiño el pelo?

Si tienes ganas de cambiar el color de tu pelo para adoptar un nuevo estilo solo tendrás que seguir las instrucciones que te proporcionamos.

Tinte para el pelo

Llega la hora de disfrutar de un cambio y la mejor forma de hacerlo es pasar por el proceso de teñirse el pelo. Es barato, podemos hacerlo en casa, nos ayuda a disfrutar de un aspecto totalmente distinto y tiene algo que nos ayuda a revitalizarnos, como si nos convirtiéramos de la noche a la mañana en otra persona. Por supuesto, podéis acudir a una peluquería si queréis teñiros el pelo con el control de profesionales que se ocupen de todo, pero también es muy común hacerlo en la comodidad del hogar.

Lo primero que tienes que hacer es elegir el color de pelo que quieres adoptar. Con los progresos que se han realizado y las muchas aplicaciones disponibles en móviles no te resultará complicado encontrar alguna app que te permita, con el uso de la cámara, “probarte” distintos colores de pelo. No es algo exacto, porque de la aplicación a la realidad los resultados pueden cambiar, pero seguro que haciéndolo estarás más segura de cómo te verás una vez hayas cambiado el color de tu cabello. Cuando hayas decidido el color puedes ir a la tienda y comprarlo.

El día antes de teñirte tienes que haberte lavado el pelo, aunque no uses acondicionador, porque el tinte se introduce mejor en el pelo de esta manera. Teñirse el pelo puede ser un poco sucio si no tenemos cuidado, así que deberíamos ponernos una toalla en el cuello que tape los cabellos y que evite que manchemos lo que hay a nuestro alrededor.

Hazlo en un lugar que no importe que se manche en primera instancia, como el baño. También es bueno que te tiñas delante de un espejo y que haya buena iluminación, así que el baño, como os indicamos, parece la mejor opción por la que podemos decantarnos. Ahora, haz la mezcla siguiendo las indicaciones del tinte que hayas adquirido, para que se combine la crema y los distintos componentes que te ayudarán a cambiar de color de pelo. Asegúrate de que la mezcla es buena y ponte guantes para que no te manches ni afectes a tus dedos.

Ponte crema hidratante o vaselina en las zonas de límite del pelo, como las orejas, el cuello y la frente. A continuación ya puedes, con el cepillo de tinte que tengas, a ponértelo sobre el pelo. Utiliza el espejo para ver que todas las zonas se han cubierto de manera uniforme. Si tienes dificultad para darte en algunas de las partes de la cabeza, puedes pedirle ayuda a un familiar o tu pareja para que te ayude. Gasta la crema de tinte de manera que quede bien distribuida. Espera el tiempo necesario según tu tinte y luego lávate bien con jabón. Acaba con la crema de protección que incluya el tinte que has utilizado.

Foto: Mainstream

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...