¿Cómo impactó la muerte de John Belushi en la vida de Robin Williams?

El actor Robin Williams tuvo serios problemas con la cocaína que se resolvieron por el impacto de la muerte de uno de sus mejores amigos.

El actor Robin Williams

Los amantes de la comedia, del cine y de la televisión recordarán a buen seguro dos nombres que tuvieron años atrás una importancia enorme en este medio. Hablamos de los nombres de John Belushi y Robin Williams, fallecidos respectivamente en 1982 y 2014 a los 33 y 63 años respectivamente. En ambos casos sus carreras habían alcanzado un gran nivel de popularidad y éxito cuando fallecieron, aunque el tiempo de Belushi fue breve y solo protagonizó algunas comedias cinematográficas que, eso sí, se han convertido en clásicos.

Recientemente hemos visto un documental titulado Robin Williams: Come Inside My Mind producido por la HBO que nos ha aportado muchos detalles interesantes sobre la vida del cómico. Por ejemplo, la manera en la que le influyó el fallecimiento de su gran amigo y compañero de profesión John Belushi. En la época en la que Belushi falleció los dos eran nombres habituales de las fiestas más salvajes y tenían costumbre de consumir todo tipo de sustancias. La noche en la que Belushi falleció, Williams había estado con él y se volvió a casa antes del final de la fiesta porque sentía que ya no podía continuar sin perder el conocimiento.

A partir de ese momento y de la muerte de John Belushi víctima de una sobredosis, Williams decidió abandonar la cocaína. Y la dejó. Mencionó que para él el consumo de la cocaína era una vía de escape, dado que lo que a él le hacía era relajarle y permitirle bajar el ritmo por mucho que a la mayoría de personas lo que les hiciera fuera el efecto adverso.

El actor decidió alejarse durante unos días del rodaje de Mork y Mindy, la serie de televisión con la que triunfaba en ese momento y al volver ya se encontraba limpio del consumo de este tipo de sustancias. Fue una época dura, pero sus compañeros recuerdan el gran esfuerzo que hizo. Con los años tuvo alguna que otra recaída, especialmente en lo que se refiere al consumo de alcohol en grandes cantidades. Le ocurrió en el rodaje de la película Un golpe de suerte en el año 2005, aunque consiguió superar los problemas. A posteriori volvió a recaer, pero siempre se mantenía firme para recuperar la normalidad.

El problema es que en los últimos años sufrió demencia con cuerpos de Lewy, una enfermedad cerebral que afectaba a su forma de comportarse, a la memoria, el raciocinio y el movimiento. Esto es lo que llevó a su suicidio en el año 2014 en uno de esos momentos que los amantes del cine no olvidarán por lo trágico que resultó.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...