¿Cómo hacer yoga en casa?

El yoga es una práctica deportiva que se ajusta muy bien al entorno del hogar, pero que requiere un compromiso por parte de quien lo realiza.

Práctica del yoga

Si estamos pensando en ponernos en forma o al menos en hacer algo de ejercicio en casa seguro que el yoga es una de las ideas que se nos pasan por la cabeza. No es para menos, dado que los beneficios que propone son cuantiosos y la forma de practicarlo no tiene un exceso demasiado complicado. En esta guía te vamos a dar algunos consejos fáciles para que puedas comenzar a practicar yoga en tu casa con facilidad, aunque en este caso no te vamos a detallar los ejercicios que deberás seguir.

Lo primero que deberás hacer es conseguir el material necesario para la práctica del yoga. Consigue una esterilla de yoga y otros accesorios, como cinturones y bloques. Todo lo puedes encontrar con facilidad en tiendas dedicadas al deporte que dispongan de un catálogo dedicado al yoga, algo bastante habitual. Después piensa el lugar donde lo practicarás, siendo recomendable que sea una zona luminosa y con espacio suficiente para que te puedas mover y realizar las distintas poses que implica la práctica de esta actividad deportiva.

A continuación pon a punto tus planes para el yoga que harás en casa. ¿Cuáles son tus objetivos? ¿Quieres ponerte muy en forma o solo tener tu cuerpo activo un poco? Es importante que tengamos mentalizado el nivel de esfuerzo que realizaremos para que la práctica sea ordenada y esté planificada de antemano.

Esto hará que varíe mucho el tiempo que le puedas dedicar al yoga, más o menos dependiendo de tus necesidades o incluso de los factores que rodeen en el día a día. Si tienes hijos pequeños seguramente tengas que practicar el yoga en periodos de tiempo más concentrados, y lo mismo ocurrirá si trabajas o si estás ocupada demasiado tiempo. En cualquier caso, ten en cuenta que una sesión de 30 minutos puede ser efectiva sin ningún tipo de problema, aunque en el caso de ser posible puedes doblar esta cifra para disfrutar de un programa más sólido e intenso.

Antes o después de la primera práctica, cuando ya tengas una buena idea de lo que supone la introducción del yoga en tu día a día, decide qué proceso seguirás a lo largo del día. Es bueno mentalizarnos de que tenemos que practicarlo x cantidad de veces al día para que se convierta en un hábito y que no lo dejemos a las primeras de cambio, lo cual no resulta nada beneficioso.

Foto: sapphire_penguin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...