¿Cómo hacer deporte en invierno?

Invierno es una época del año tan buena como cualquier otra para que podamos practicar deporte y hacer ejercicio.

Persona esquiando

Hay personas que creen que el invierno no es para practicar deporte. Si a esto le sumamos la llegada de la Navidad, con los dulces habituales de esta época del año, el aumento de peso puede ser inevitable. Por eso queremos hablar de cómo podemos practicar deporte en invierno y cuáles son los consejos más a tener en cuenta que podemos valorar. La intención es que os podáis dar algún que otro capricho en Navidad, pero que luego en febrero no tengáis que correr al gimnasio para poneros en forma de cara a la campaña de verano.

Lo primero es lo primero: conocer los deportes que podemos practicar en invierno. No todas las actividades del verano se pueden llevar al invierno, así que olvidemos esa idea. Una de las prácticas más extendidas se encuentra en hacer esquí o snowboard si preferís la tabla, algo que nos pone muy en forma y que nos mantiene rodeados del ambiente frío, pero con mucha diversión. No siempre tenemos los mejores sitios accesibles donde practicar, pero en esta época del año siempre hay ofertas a las que podemos recurrir.

El patinaje sobre hielo también es muy importante y económico, puesto que en muchas ciudades se instalan pistas donde podemos acudir bajo unas tarifas bastante asequibles. Además, no necesitamos tener el equipo, puesto que nos lo prestan cada vez.

Correr por la calle o en parques es otra salida recomendable a la hora de hacer deporte. Se cree que correr está limitado al verano, pero no es así, ni mucho menos. Eso sí, vamos a necesitar ropa adecuada, porque de otra manera no solo cogeremos frío, sino que además sufriremos una gran incomodidad fruto del roce de la ropa con nuestro cuerpo. Si lo preferimos y no queremos salir de la comodidad de la casa, porque quizá la calefacción nos resulta imprescindible, nos quedan los ejercicios de estiramientos que siempre se pueden hacer en cualquier época del año.

Y si os sentís un poco divertidos y con ganas de algo diferente, lo que más os recomendamos es que salgáis de casa y juguéis con la nieve. Tiene que haber nevado en vuestra ciudad, eso sí. Pero si tenéis nieve podéis jugar a guerras de bolas de nieve o incluso hacer muñecos de nieve. Todo ello, aunque no lo pueda parecer, ayuda a incrementar el tiempo que invertimos haciendo un esfuerzo deportivo. Movernos por la nieve no es fácil y supone darle a nuestro cuerpo el rendimiento que necesita para mantenerse activo.

Foto: stux

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...