¿Cómo hacer consultas médicas?

Si tienes consultas médicas es positivo que no confíes únicamente en Internet y que consultes con profesionales.

Foto de médico

Internet es una ventaja de la que siempre sacamos partido. La red está llena de información, de experiencias, consejos, vídeos y fotos. Hay de todo. De todas formas, en algunos casos nos tenemos que plantear si de verdad Internet es el lugar adecuado donde deberíamos buscar aquello que necesitamos. Y en este sentido queremos hablar de las consultas médicas.

Cada vez estamos adoptando más costumbre de recurrir a Google y otros buscadores para formular preguntas sobre nuestro estado de salud o acerca de una enfermedad determinada. El problema es que tenemos que ser expertos usuarios de la red para poder determinar si los resultados que nos van a aparecer son realmente confiables o si deberíamos ignorarlos página a página hasta encontrar algo en lo que de verdad podamos confiar.

El problema de Google es que indexa todo tipo de páginas y que no lo hace en base a la calidad de la que disponga el contenido. Que un resultado aparezca más arriba en las búsquedas de Google no depende de si la información es buena, sino de otros factores, incluido el de si esa página está invirtiendo en posicionamiento a través de buscadores. Por ello tenemos que ser precavidos por los datos con los que nos encontramos.

Lo más tradicional, si tenemos una consulta médica que realizar, es que acudamos al médico de cabecera y que le contemos nuestra duda a él. Si no queremos pasar por este proceso quizá nos resulte más fácil acudir a la enfermera del centro de salud que nos corresponda. Y en el caso de situaciones todavía menos preocupantes podemos recurrir a preguntar en una farmacia, donde también hay profesionales que tienen conocimientos generales sobre lo que podamos necesitar.

En Internet hay ciertos lugares en los que también podemos confiar con los ojos cerrados, como páginas de especialistas acreditados que se dedican a resolver las dudas de los usuarios. Pero hay que ser cautos con las recomendaciones y los consejos que proceden de foros, de blogs y de otros lugares en los que tenemos constancia de que no hay ningún tipo de control profesional de por medio. El objetivo es que podamos recibir información de manera sólida y que no acabemos siguiendo una indicación que acabe llevándonos a sufrir un problema de salud mayor.

Como siempre os recomendamos, Internet se debe aprovechar en su justa medida y siempre sabiendo respetar los límites para no sufrir problemas.

Foto: DarkoStojanovic

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...