¿Cómo calmar la tos?

Te damos algunos consejos para que puedas combatir la tos de forma eficiente no solo con el uso de jarabes, sino también con remedios caseros.

Caramelos de miel

En esta época de resfriados nos encontramos con que además de la fiebre, de los mocos, el dolor de cabeza o del dolor de anginas, es muy habitual que tengamos tos. Y es cierto que la fiebre es un problema, pero la tos, sobre todo aquella que no nos abandona y que nos hace toser tanto que nos duele todo el cuerpo, es un gran obstáculo para concentrarnos en otras cuestiones. Por eso, además de ir al médico si vemos que la tos no se nos va en unos días, lo mejor es optar por una serie de remedios.

Remedios tanto caseros como de farmacia, combinados si lo necesitáis o independientemente dependiendo del nivel de tos que tengáis. Los remedios caseros son variados y los detallaremos a continuación, pero los de farmacia son fácilmente resumibles en una palabra: jarabe. Hay muchos tipos de jarabe y es bueno elegir el que más se ajuste a lo que necesitéis dependiendo del tipo de tos. Si no sabéis detectar el tipo de tos que tenéis, lo mejor es acudir a la farmacia o al médico de cabecera para confirmarlo. Hay algunas páginas que también tienen muestras en audio de los distintos tipos de tos, pero si no lo tenéis claro, como indicamos, lo mejor es consultar la opinión de un profesional.

Pasando a los remedios caseros, hay muchas opciones. Una de las más fáciles es chupar caramelos. La segregación de saliva os ayudará a relajar la zona de la garganta y a aliviar la tos. Es recomendable que los caramelos sean sin azúcar, porque es posible que acabéis comiendo muchos. Por supuesto, los tenéis que chupar y no morder.

También es recomendable comer un poco de miel. Esto es una buena opción por la noche y en momentos en los que quizá no podáis comeros un caramelo. Un poquito de miel ayudará a que aliviéis también la zona de la garganta que sufre la tos. Si necesitáis comer varias veces y notáis que os funciona, podéis hacerlo, aunque intentar combinarlo con otros remedios. El regaliz también es bueno para suavizar la garganta y los líquidos calientes ayudan a su manera en el proceso, lo cual los hace recomendables. No son recomendables, por su lado, los refrescos u otras bebidas similares.

Otra buena opción es poner en un vaso zumo de limón, un poco de agua templada y una pizca de miel. Esta bebida ayudará a que mejore vuestro estado y que aguantéis mejor la aparición de la tos. La vitamina C que ingeriréis en este proceso también os ayudará como antiséptico. Estas son solo algunas de las recomendaciones que podéis tener en cuenta, pero hay muchos trucos caseros y remedios «de la abuela» que podéis consultar a vuestra familia.

Foto: Raymond Bryson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...