¿Cómo aumentar las posibilidades de quedarnos embarazadas de un varón?

¿Tenemos ganas de tener un niño cuando nos quedemos embarazadas? En ese caso deberíais aplicar los consejos que os proporcionamos.

Ayer os hablábamos de las técnicas para quedarnos embarazadas de una niña, un proceso que resulta complejo, aunque no imposible. Hoy queremos adoptar el punto de vista contrario, porque también somos conscientes de que muchas parejas lo que puede que quieran es tener un hijo. En algunos países, por ejemplo, resulta más conveniente tener un varón que una niña debido a las dificultades con las que el bebé se encontrará a lo largo de los años. Por ello os vamos a dar unos consejos.

El método Shettles a la inversa

Cuando hablábamos de la búsqueda de una niña nos concentrábamos en las ventajas y altos niveles de probabilidad de éxito que tiene el método Shettles. En este caso lo que vamos a recomendar es directamente lo opuesto. ¿El motivo? Tiene una lógica aplastante. Si para conseguir una niña funciona que vayamos hacia la derecha, es lógico imaginar que lo más recomendable vaya a ser que vayamos hacia la izquierda. Por lo tanto, si para tener una niña teníamos que tener relaciones entre 5 y 3 días antes de la ovulación, en el caso de que busquemos un niño será ideal que intentemos ajustar al día exacto o como mucho un día antes.

Es una cuestión de precisión, así que debemos intentar tener controlado el calendario de ovulación para que seamos precisas y podamos ajustar las relaciones al momento clave. Para tener una niña hay mucho más margen, por lo que en ese caso no tenemos que preocuparnos por ajustar el calendario.

¿Cómo hacerlo? Lo más sencillo es usar una de las calculadoras de ovulación que hay por la red, si bien es cierto que acaban siendo datos demasiado ambiguos y que en algunas ocasiones fallan. Otra de las opciones es que nos controlemos la temperatura del cuerpo todos los días. Si la apuntamos iremos viendo cómo nos acercamos lentamente al momento de la ovulación en el cual la temperatura será de entre 35.5 y 36.6 grados. Cuando la temperatura suba a entre 36.1 y 37.2 implicará que ya habrá pasado la ovulación.

Otras técnicas

Si la ropa ajustada en el hombre ayuda a que podamos incrementar las posibilidades de una niña, la lógica nos dice que ir holgados y frescos será recomendable para mover la balanza hacia el lado del niño. Además de esto, también es conveniente que la mujer intente regular el pH del flujo vaginal con la intención de darle un menor volumen de acidez, ayudando así a que los espermatozoides del hombre, que son menos resistentes, puedan seguir vivios el mayor tiempo posible en el camino hacia el óvulo.

Además de esto, es importante que intentemos tener relaciones con una posición en la que se pueda garantizar el mayor nivel de profundidad. Esto hará que con el impulso que se proporciona a los espermatozoides los de tipo masculino, los rápidos, queden más cerca del centro del óvulo y tengan más posibilidades de llevar a cabo el embarazo del mismo.

Por otro lado, aunque en el caso de la búsqueda de una niña es preferible solo tener relaciones una vez en cada intento de ovulación, con la versión contraria siempre y cuando comencemos en el mismo día o el día anterior, será más adecuado que lo intentemos todas las veces posibles. Eso hará que haya más posibilidades de tener espermatozoides masculinos que puedan intentar llegar al óvulo.

Otra recomendación es que tanto el hombre como la mujer adopten una dieta sana que sea rica en altas cantidades de potasio y sodio. Algunas de las recomendaciones que se incluyen en este menú incluyen pescado y carne al vapor, nueces, frutos rojos y verduras, entre otras cosas.

¿Qué probabilidades hay de que sea niño?

Diversos estudios han concluido que el porcentaje de posibilidades definitivas que hay de que tengamos un niño o una niña es idéntico: del 50%. Pero en ese caso, ¿por qué estadísticamente está comprobado que nacen más hombres que mujeres? ¿y por qué en el pasado era distinto? En general todo debería ser aleatorio y mientras décadas atrás nacían más mujeres, ahora la situación se ha dado la vuelta y nacen más hombres.

En este año 2020 la cantidad de hombres que hay en el mundo es de un 50,5%, mientras que las mujeres ocupan un 49,5%. En cifras hablamos de 3888 millones de hombres y 3811 millones de mujeres, por lo que hay 77 millones más de varones que de mujeres. Cada año nacen más niños y no hay que dejar de lado los problemas y polémicas de algunas civilizaciones en relación al nacimiento de niñas. También es cierto, por aportar datos, que los hombres son más sensibles a las pandemias e infecciones, por lo que su tasa de mortalidad es superior. Sin olvidar que también fallecen más hombres debido a conflictos bélicos y otros sucesos. Pero esto no evita que, a día de hoy, la cantidad de hombres en el mundo siga siendo superior a la de mujeres.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...