¿Cómo aumentar la resistencia al alcohol?

La resistencia al alcohol se puede mejorar y aumentar si tenemos paciencia y realizamos unos pasos muy sencillos.

Hombre borracho

No es que nosotros queramos que os emborrachéis, ni mucho menos, ni nos llevamos comisión del sector del alcohol, por supuesto. Pero hemos conocido algunos casos de personas que no tienen ningún tipo de resistencia al alcohol y que se sienten muy mal cada vez que salen con sus amigos. En sus casos es beber la mitad de una copa y quedar totalmente nublados por una sensación que no pueden soportar y que les hace encontrarse mal.

Nuestro objetivo es echar una mano a estas personas y no a las que ya resisten suficiente pero todavía quieren beber más. No olvidemos que el consumo de alcohol de forma irresponsable nunca trae nada bueno, ni para temas de salud, ni tampoco para posibles accidentes o problemas que podamos tener en nuestro camino a casa. Pero beber un poco de forma responsable seguro que es algo que hacéis muchos de vosotros y que a otras personas les podría gustar hacer.

Lo fundamental que aportamos en estos consejos es que os lo toméis con calma. Esto no es una carrera, sino que se debe implementar con calma y pausa. Si normalmente solo aguantáis una bebida, intentar que la próxima vez sea una y media, y que la próxima vez subáis a dos bebidas.

La intención es acostumbrar al cuerpo poco a poco, que vaya tolerando la ingesta de alcohol de una forma más natural y que lo reciba con ayuda. Si necesitamos ayuda podemos beber un poco de agua entre bebida y bebida, algo que ayudará a reducir los efectos del alcohol y a sentirnos un poco mejor cuando estemos bebiendo. Además de agua también es muy recomendable que comamos algo entre cada una de las bebidas, intentando aportar al estómago un poco de apoyo que le permita recibir la entrada de más alcohol de forma más sencilla.

Una vez estemos intentando aumentar la tasa de alcohol que aguanta nuestro cuerpo es imprescindible que seamos responsables y sepamos cuándo detenernos. El control es lo más importante en este proceso. No debemos llegar al nivel de acabar en el baño vomitando o con dolores demasiado graves que no nos permitan superar la situación sin pasar por un grave dolor. Además, tenemos que tratar de tener en cuenta que este entrenamiento del cuerpo hay que dosificarlo. No podemos hacerlo un día tras otro, porque sería demasiado doloroso para nuestro organismo. En lugar de eso hay que descansar de vez en cuanto para que nuestro cuerpo se recupere.

Foto: jarmoluk

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...