¿Cómo aprovechar la maicena fuera de la cocina?

La maicena se puede usar de muchas maneras distintas más allá de la cocina y puede ser realmente útil.

maicena fuera de la cocina

Si te decimos maizena (o maicena, la RAE acepta las dos formas de escribir la palabra) te va a venir a la mente un elemento para cocinar. Es lo normal, puesto que esta harina de maíz se utiliza para elaborar un gran número de alimentos como el pan, las bases de pizza o las pastas. Además, también es muy útil como complemento para postres o cremas pasteleras, entre otras cosas. La maizena es una marca que se encuentra en el mercado desde hace ya muchos años y siempre le hemos dado el mismo uso pero ¿sabías que podemos hacer muchas más cosas con ella? Esta harina de maíz no solo nos va a servir para preparar unos platos exquisitos, también nos ayudará con otros “problemillas” que nos pueden surgir diariamente y que con ella eliminaremos rápidamente.

¿After sun o maicena?

Siempre que vamos a la playa las primeras veces solemos volver a casa con quemaduras por culpa de la radiación solar. Exponerse a los rayos del Sol puede ser hasta peligroso, pero lo que sí es habitual es que aparezcan en nuestro cuerpo zonas enrojecidas que nos provocan molestias e incluso dolores. Lo normal es que utilicemos los típicos productos after sun para aliviar las partes afectadas, pero un remedio mucho más casero es la maizena. Para aliviar esas molestias mezclaremos la harina de maíz con agua hasta conseguir una pasta espesa. Luego simplemente tienes que aplicarla en las zonas que presentan quemaduras y dejarla durante unos minutos. Pronto notarás el alivio y además la Maizena te ayudará a eliminar las marcas del Sol.

Objetos de plata brillantes

En muchas ocasiones nuestros objetos de plata han ido perdiendo su brillo por el desgaste o el paso del tiempo. Lo lógico es que utilicemos productos específicos para limpiarlos y conseguir el color de antes. Ahora no hace falta que compres nada, ya que la maizena te ayudará a hacer este trabajo. Lo que tienes que hacer es crear una pasta mezclando la harina de maíz con agua y cubrir los objetos que tengas de plata con ella. Deja que la pasta se seque y luego extiéndela con un trapo seco. Por último frota bien el objeto hasta que vuelvas a ver ese brillo en ellos.

Adiós al mal olor

Después de llevarnos horas con el mismo calzado no es de extrañar que este desprenda un olor desagradable. Caminar demasiado o practicar algún deporte son causas principales que provocan un mal aroma. Olvídate de plantillas y otras soluciones, lo mejor para esto es la maizena. Echa el polvo de harina dentro de los zapatos y déjalo durante toda la noche. Al día siguiente quita los restos de maizena y te darás cuenta que tu calzado huele de maravilla.

Un quitamanchas casero

No es la primera vez que hablamos de trucos para quitar las manchas. De las peores manchas son las de tinta o aceite, pero con la maizena esto ya no será un problema. Si tu ropa se ha manchado de tinta elabora una mezcla homogénea con harina de maíz y leche y échala sobre la mancha dejándola reposar unos 30 minutos. Una vez que se haya secado, quita los restos con un cepillo y lava tu prenda como siempre. En el caso del aceite, directamente vierte la maizena en la zona manchada y deja que haga efecto toda la noche. Por la mañana simplemente tendrás que frotar para quitar los restos de la harina de maíz que hayan quedado.

usos de la maicena

Mantén un cabello perfecto

A veces nuestro cabello se presenta con una gran cantidad de grasa, lo que le da un aspecto poco cuidado y no demasiado estético. No te desesperes si te ocurre algo parecido, puesto que la maizena te va a ayudar a acabar con esa grasa. Para ello crea una pasta de harina de maíz con agua, que quede bien espesa, y échala por tu cuero cabelludo. Intenta frotar para que tu melena se impregne completamente y una vez que la tengas cubierta deja reposar durante media hora aproximadamente. Luego enjuaga el pelo y el resultado será notable.

Una piel perfecta

Al igual que ocurre con el pelo, nuestra piel también puede ser grasa, sobre todo la cara. El cuidado del rostro es fundamental, ya que es nuestra carta de presentación. Para acabar con la grasa en esta zona la maizena se presenta como una de las mejores soluciones, puesto que tiene propiedades que ayudan a controlar la oleosidad. El procedimiento es sencillo. Expande por la cara la harina de maíz, principalmente en las zonas afectadas, y déjate esta especie de mascarilla casera durante 30 minutos. Después lávate la cara con agua templada para así hidratarte la piel. Repite este proceso varias semanas una vez al día y en poco tiempo notarás que tu piel está radiante. Si se te ocurre otro método para aprovechar la maicena no dudes en dejarnos algún comentario para que podamos estar al tanto de otros usos interesantes.

Foto: WerbeFabrikPexels

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...