¿Cómo aliviar una contractura?

Las contracturas pueden darnos muchos problemas, por lo que es importante aliviarlas con remedios como los que os proporcionamos.

Masaje en la espalda

Las contracturas se producen en el peor momento, de manera inesperada y se convierten en auténticos dolores de cabeza para nuestro cuerpo. Nos quedamos tan doloridos que no nos podemos mover y en algunos casos no es algo que superemos solo en unos minutos. Por eso es fundamental que actuemos de forma apropiada para que la contractura no dure más de la cuenta y que no nos pase factura de manera extrema.

Los consejos que os traemos os ayudarán a aliviar las contracturas de varias formas. Recomendamos probar varios métodos hasta encontrar el que nos funcione. Si os ocurre en otra ocasión y ya sabéis qué es lo que os va bien es recomendable repetir el proceso, aunque no siempre puede darse el caso de aliviarnos con el mismo método, por lo que merece la pena tener la mente abierta.

Una buena recomendación es usar calor en la contractura. Podéis utilizar una bolsa de agua caliente, poniéndola a una temperatura que podáis resistir de forma cómoda sin sufrir molestias. El tiempo que debéis tener la bolsa es de 10 minutos y podéis usar este método varias veces al día. Es bueno que comprobéis si notáis una mejora después del tiempo con el agua caliente puesta.

El calor es bueno en otro tipo de circunstancias, así que también lo podéis aplicar con un baño que incluya sales aromáticas para beneficiar a vuestra relajación corporal. En la zona afectada podéis utilizar una infusión a una temperatura caliente, lo que viene a tener un efecto similar. Como podéis ver, aplicar calor es muy recomendable bajo una serie de condiciones y límites.

En las farmacias os pueden proporcionar, de una forma distinta, el gel de árnica. Con él es muy posible reducir el dolor que produce la contractura y también cuenta con un sistema contra las inflamaciones. Hay otro tipo de cremas y pomadas que utilizan remedios naturales y que ayudan, tras su aplicación con un masaje sensible, ayuda a la zona en la que se haya sufrido el problema. Por otro lado, no hay que olvidar recomendar hacer estiramientos de la parte del cuerpo en la que tengamos el dolor. A ser posible es beneficioso hacerlo después de aplicar el calor.

Si os lo podéis permitir una sesión de spa con aromaterapia es muy eficiente y tiene capacidad para reducir el tiempo que sufriremos la contractura. De no mejorar en unos días como máximo es esencial consultar con un profesional.

Foto: Mariolh

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...