¿Cómo actuar si sufres un ataque al corazón?

Si sufrimos un ataque al corazón o creemos que lo vamos a sufrir habrá una serie de consejos a tener en cuenta.

Actuaciones de urgencia

Lo que os vamos a plantear en esta ocasión sabemos que no es fácil. A nadie le gusta pensar qué podría ocurrir en el momento en el que suframos un ataque al corazón. Quienes lo han sufrido saben que la sensación es horrible y complicada, mientras que los demás solo pueden imaginarlo. Obviamente, si esto ocurriera lo mejor sería tener alguien cerca que nos pudiera auxiliar, pero es posible que pase estando solos. En este caso es recomendable tener una serie de pautas que nos pueden ayudar a sobrevivir.

Lo primero es lo primero y si sentimos que podemos estar sufriendo un ataque al corazón, habrá que llamar al 112 con el objetivo de solicitar ayuda. Tendremos que asegurarnos del lugar donde nos encontramos para que la ambulancia pueda llegar con la máxima precisión. Si estamos en el coche conduciendo será imprescindible que detengamos el vehículo en lugar seguro y que no reiniciemos el viaje hasta que el susto haya pasado.

A partir de aquí hay que trabajar para asegurarse de que el flujo sanguíneo es el adecuado. El problema es que pocas personas tienen costumbre de ir por la calle con aspirinas o medicamentos que puedan ayudar a ello. Si tenemos una aspirina, aunque no es la mejor opción, puede ayudar para que un coágulo no nos afecte demasiado.

Tenemos que mentalizarnos de que lo importante es mantener el corazón en movimiento y asegurarnos de que no se pare por un motivo u otro. Una opción adecuada que podemos tener en cuenta es golpearnos en la parte del corazón, no de una forma extrema, pero puede ser una buena ayuda en una situación que esté ocurriendo a demasiada velocidad. Los ataques al corazón pueden ser muy fulminantes y hay que reaccionar con rapidez para intentar aumentar el margen de supervivencia.

Por otro lado, dado que el corazón es el responsable de ponernos en movimiento, no es recomendable que intentemos hacer esfuerzos, dado que supondría que le estaríamos dando más trabajo. Lo mejor es quedarse quieto en un lugar estable y esperar a la ambulancia para que los especialistas se ocupen de lo que necesitamos para sobrevivir. En el caso de haber sufrido anteriormente un infarto y de tener un tratamiento, es imprescindible que siempre llevemos la medicación con nosotros a fin de evitar que el problema acabe de una manera más grave. Como última opción, si estamos muy cerca de un centro de salud, podemos intentar llegar a él para que nos den la medicación necesaria, pero solo si la distancia es muy reducida.

Foto: geralt

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...