Adiós a la investigación española

La plataforma de investigadores ‘Investigación Digna’, ha denunciado que los recortes presupuestarios en investigación planteados por el gobierno español, se traducirán en una generación de científicos perdida si no se le pone remedio.

La plataforma de investigadores ‘Investigación Digna‘, ha denunciado que los recortes presupuestarios en investigación planteados por el gobierno español, se traducirán en una generación de científicos perdida si no se le pone remedio.

Amaya Moro, portavoz de la plataforma ‘Investigación Digna‘, alerta al gobierno de que existe un colectivo de doctorados en riesgo de perder sus becas en medio de la realización de sus tesis y que aquellos que acaban sus tesis cada vez van a tener menos oportunidades para conseguir su primer contrato posdoctoral, ya que los proyectos de investigación cuentan cada vez con menos recursos.

España se sitúa por debajo de la media europea en gasto en I+D

El Nobel de Medicina Erwin Neher, del cual hablamos hace unas semanas, ya pronosticó ésta realidad al hablar de los recortes que los principales gobiernos estaban haciendo en el campo de la investigación, y de que aunque a corto plazo pueda suponer un ahorro en los presupuestos, a medio y largo plazo tendrá consecuencias desastrosas en campos como la medicina.

Las investigaciones que se realizan en el campo científico pueden ser comparadas a modo de simple símil con el desarrollo de una planta. Aunque hay que invertir esfuerzo y recursos en sus primeros momentos, lo cierto es que cuando ésta produce frutos, estos compensan con creces la dedicación invertida.

Nos encontramos en un momento relevante para la investigación científica. En la última década, investigación y tecnología están convergiendo de tal modo que estamos logrando avances de importancia, sobre todo en el terreno médico.

Enfermedades como el Alzheimer, el Parkinson, la Esclerosis, el Cáncer o el Sida, que hasta hace pocos años eran enfermedades incurables, hoy en día se han logrado tratar, mejorando la calidad de vida de los pacientes y, en lagunas situaciones como la del cáncer, curarlo. Todo ello no hubiese sido posible sin los años de esfuerzo científico, los medios y los recursos destinados a la investigación.

De las universidades está saliendo un nutrido colectivo de investigadores que han tenido la suerte de beber de las enseñanzas de la revolución científica de los años 70-90. Hombres y mujeres preparados que nos ofrecerán la próxima revolución científico-técnica que está por llegar y que ahora ven con pesimismo un futuro incierto en el que las becas, los presupuestos de investigación no llegan.

El drama es una mayor de lo que podemos pensar en un primer instante: la oferta pública de investigadores es casi nula, y esto lleva a muchos investigadores a abandonar sus tesis en su mitad, al mismo tiempo aquellos puestos bacantes por jubilación no se van a cubrir, y la reputación de España en el área de la investigación, se esfumará.

Sin embargo, lo peor quizás sea la huída en masa de investigadores cualificados de nuestro país. Del mismo modo que ocurre en áreas como la ingeniería, los jóvenes y dotados investigadores españoles comienzan a traspasar nuestras fronteras en busca de oportunidades. Los ciudadanos españoles hemos sufragado durante los últimos años una educación de calidad con nuestros impuestos, generando una hornada de excelentes investigadores de la cual no podremos disfrutar y cuyos logros beneficiarán a países extranjeros con, quizás, mayor visión de futuro que la nuestra.

Esperemos que el gobierno recapacite e invierta en progreso, en futuro, en investigación…quizás, con todo, sea esa una forma de salir de la crisis económica y social en la que nos hayamos.

Imagen: Investigación Digna

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...