¿Qué 15 cosas salvarías si tu casa estuviese ardiendo?

Nos fijamos en las declaraciones del gurú James Altucher para hacer nuestro propio listado de las cosas que salvaríamos si nuestra casa ardiera.

Objetos importates

El nombre de James Altucher no es el más conocido del mundo entre los muchos millonarios que existen, pero su historia es realmente interesante. Es un profesional del mundo de la autoayuda, un gurú que reside en Nueva York y cuyos consejos ayudan a miles de personas. Es el típico hombre que vive con un credo que siguen todo tipo de personas y al cual una gran parte de la sociedad le acusa de aprovecharse de quienes tienen menos voluntad o poder de decisión.

Altucher también es escritor, redactor, inversor y trader. Hace de todo y ha hecho de todo. A lo largo de su vida cuenta que ha sido millonario en varias ocasiones y que de una u otra manera siempre ha terminado estropeándolo, perdiendo toda su fortuna, ya sea por una mala decisión o por inversiones que no han llegado a buen puerto. Ante este punto de inflexión el gurú cambió de idea y su nueva vida decidió vivirla de forma distinta. Lo abandonó todo menos una bolsa de deporte en la que metió 15 cosas, ni más ni menos (luego lo vemos más en profundidad).

Asegura que no es necesario tener nada más para ser feliz y disfrutar de la vida. Argumenta, como lo hace en sus podcasts, en sus artículos y en sus listas, que eso es lo fundamental y con lo que cualquier persona podría vivir de forma estupenda.

El gurú es un hombre que vive a su ritmo, a su aire, ajeno al estrés de las personas que puedan rodearle o conocerle. Cuando decidió cambiar de enfoque metió esas 15 cosas en una bolsa, de la que ahora detallaremos el contenido, y tiró a la basura o vendió todo lo demás. Incluso vendió su casa por un precio ridículo en comparación al que podría haber alcanzado en una operación real. A partir de entonces vive sin esas responsabilidades que atan a la sociedad a una vida de responsabilidades y procesos esquematizados.

Altucher metió en la bolsa lo siguiente: tres pantalones, tres camisetas, calcetines (dos pares), calzoncillos (dos), zapatos (dos pares), un iPad, un ordenador portátil y 4000 dólares en billetes de dos dólares metidos dentro de una bolsa de abrefácil. A partir del día en el que abandonó su vida con estos 15 objetos tiene claro que ya no quiere un lugar fijo donde vivir. Utiliza apartamentos que alquila en Airbnb como alojamiento o se queda en casa de sus amigos más cercanos. Se ha convertido en un nómada que va a su aire.

Tiene dos hijos, pero solo los ve en ocasiones aunque los quiere mucho, a sabiendas de que con ellos no podría tener esa vida. No tiene teléfono móvil ni suele leer el correo electrónico. Como decimos, va a su aire y adopta una filosofía en la que la importancia de las cosas no es la misma con la que nosotros vivimos. Una elección, debatible o no, pero que al fin y al cabo se trata de la decisión de un individuo.

Salvar en un incendio

Esto, eso sí, da pie a que pensemos qué 15 cosas nos llevaríamos nosotros en la mochila si tuviéramos que abandonar la casa de imprevisto. Hay algunos aspectos en los que coincidimos con Altucher, porque tampoco está desencaminado de la lógica. Pero por ejemplo, no entendemos muy bien que tenga dos calzoncillos y solo tres pantalones. El día de colada debe ser curioso. Tampoco nos cuadra que se lleve su portátil y su iPad pero no cuente con los cargadores de la luz, porque deberían ser objetos independientes al estar separados. Es posible que compre cargadores de usar y tirar con esos 4000 dólares en billetes de dos que lleva con él. Por otro lado, ¿no tiene tarjeta de crédito? no cuadra, teniendo en cuenta que sus publicaciones online producen beneficios.

Pero no nos alejemos de lo que estábamos hablando: ¿qué 15 objetos salvaríamos en el caso de ver cómo nuestra casa arde? Nosotros lo hemos pensado bien e intentamos dar con nuestra lista definitiva. Comenzamos siguiendo el plan de Altucher. Llevaríamos tres pantalones, tres camisetas, dos pares de calcetines, tres calzoncillos, unos zapatos que peguen con todo, el iPhone (y ahí ya tenemos todo lo sentimental, como las fotos de la familia y demás elementos que todos solemos salvar en este tipo de situaciones), la tarjeta de crédito (hay que ser realistas) y nuestro gato. Y sí, contamos con que el iPhone lleva el cargador, porque entonces la lista de 15 se nos queda corta. La comida del gato sería otra cosa que deberíamos comprar una vez saliéramos de casa.

¿Qué salvaríais vosotros de casa? Tengamos en cuenta que no hemos contado tampoco el DNI ni otro documento de identificación, algo que tampoco ha hecho Altucher, así que imaginamos que el hombre va sin ningún tipo de carné que le acredite (una locura). A la vista de lo siguiente… ¿por qué no aumentamos la lista a 20 cosas?

Foto: paulbr75Alexas_Fotos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...