¿Cómo mejorar nuestra relación de pareja?

Os damos algunas claves que os ayudarán a mejorar vuestra relación de pareja y tener más felicidad en compañía de vuestra persona querida.

digital-art-398342_1280

La vida en pareja puede ser complicada, en especial cuando nuestro día a día individual no es precisamente tranquilo y si nuestra relación se dilata en el tiempo durante un largo periodo. Por ello es importante que estemos abierto al cambio y a la mejora, a esforzarnos por conseguir que nuestra relación dé un paso adelante y que pueda superar cualquier obstáculo con el que se encuentre. Y esto es algo que podemos hacer aplicando una serie de técnicas con las que podremos disfrutar de ese cambio a mejor tal y como os explicamos.

1. Es importante decirnos gracias

Dar las gracias a nuestra pareja por algo que haya hecho, por pequeño que sea, siempre es positivo. Sentirnos agradecidos hará que las vibraciones positivas se extiendan en el ambiente del hogar. Nunca debemos pensar que la otra parte de la pareja ha hecho algo por obligación o porque «tiene que hacerlo», sino que cualquier apoyo venga de la dirección que venga debe ser agradecido. Por ejemplo, hacer una tarea del hogar, por mucho que a diario la haga siempre uno de los dos, nada evita que la otra persona se lo pueda agradecer. El trabajo duro siempre se reparte entre los dos miembros y cuanto más positivismo y buen ambiente haya en el hogar, mejores emociones se transmitirán en todo momento.

Además, agradecer es un buen sinónimo de sembrar para el futuro. Los agradecimientos de hoy dejarán una huella positiva que ayudará de una manera indirecta cuando haya situaciones incómodas o momentos de enfrentamiento. Posiblemente no recordaremos un día y un caso específico, pero en nuestra mente estará bien afianzada esa buena relación de respeto y agradecimiento que tenemos con nuestra pareja.

2. Aprender a escuchar

Cuando nos habla nuestra pareja hay que escuchar. En el momento en el que comenzamos a desconectar cuando nos está hablando con la esperanza de que se calle pronto y podamos hablar nosotros, tendremos un problema. Tampoco es recomendable que desconectemos con la intención de que nuestra pareja pare de hablar y poder dedicarnos a otra cosa. En lugar de ello lo que hay que hacer es escuchar de verdad. Y si tenemos problemas para hacerlo, tanto nosotros como nuestra pareja, no estaría de más que hiciéramos ejercicios conjuntos con la intención de solucionarlo. A veces nos acostumbramos tanto a hacerlo que prestar atención de verdad a lo que está hablando nuestra pareja se vuelve algo realmente complicado en lo cual hemos perdido práctica.

3. Conectar conversando

Tan importante como escuchar es conversar. El día a día nos tiene muy ocupados y normalmente tenemos tantas preocupaciones en la cabeza que al final solo acabamos hablando de ellas. El trabajo, los niños, las facturas o el dinero en general, no son temas que nos ayuden como pareja. Por ello lo recomendable es que antes de acabar el día, en cualquier momento, tengamos una conversación con nuestra pareja de al menos 10 minutos. Y lo mejor en este contexto es que hablemos de algo que nos permita conocer algo más de las ideas o lo que piensa la otra persona acerca de temas de los que nunca hayamos tenido la ocasión de hablar. Al descubrir nueva información personal de nuestra pareja nos sentiremos más cerca de ella y nos ayudará para afianzar el vínculo.

people-2603521_1280

4. Más cariño físico

Si nos olvidamos de mostrarle amor físico a nuestra pareja estaremos descuidando uno de los pilares de nuestra relación. Por ello lo que tenemos que hacer es acordarnos más de abrazar, de besar, de dar cariño y mimos en cualquier tipo de situación, sin que haya un pretexto o una condición para ello. Todos sabemos que de la fase inicial cuando comenzamos una relación, en la que no podemos separarnos de la otra persona, pasamos a otra en la cual tenemos el amor más asentado y las emociones bajo control. Pero esto no significa que ya no nos queramos o no sintamos pasión, simplemente lo visualizamos de otra manera. Eso sí, lo que tenemos que intentar es darnos esas muestras de afecto y cariño que salen de dentro y que no cuesta nada compartir con quien queremos. Y no todo se basa en besos, caricias o muestras afectivas más intensas, dado que un abrazo o un contacto más superficial cuando llegamos a casa, cuando nos encontramos o cuando nos despedimos, ayudará a reforzar ese vínculo que estamos buscando mejorar.

5. Organiza las tareas domésticas

Sin ningún tipo de duda, las tareas de la casa son uno de los principales motivos de enfrentamiento entre las parejas del mundo entero. Es por ello que debemos buscar la manera de encontrarnos cómodos haciéndolas y dividirnos el trabajo de una manera adecuada. A veces no hablamos lo suficiente y cometemos el error de dar muchas cosas por sentado, como que hay algo que hacemos repetidamente sin ganas que nuestra pareja tampoco quiere hacer. Pero si hablamos quizá descubramos que estamos equivocados y es posible que podamos llegar a un mejor reparto del trabajo para salir adelante sin sufrir tanto hastío por el trabajo en la casa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...