¿Cómo enfrentarte a situaciones graves o traumas personales?

Os damos algunas recomendaciones que os ayudarán a salir adelante en momentos en los que sufráis traumas.

Trauma

En la vida son muchas las situaciones graves a las que nos tenemos que enfrentar. Es más, algunas de ellas pueden considerarse traumas, porque se nos quedan grabadas en la mente y no hay quien las saque de ahí. De entre todas las situaciones de este tipo que podemos experimentar en la actualidad, una de las que se ha vuelto más mediática es la agresión sexual, especialmente a mujeres. Casi de forma diaria vemos en las noticias que una mujer ha sido víctima de un abuso sexual o incluso de una violación, pero más allá de la noticia hay detrás una persona que lo está pasando mal.

Enfrentarse a una situación de este tipo puede dejar secuelas irremediables, además de hacer que esa persona pueda adoptar actitudes que antes no tenía, miedos u otras inseguridades. No es fácil sobreponerse a una agresión sexual ni para la víctima ni tampoco para los que la rodean. Es por ello que es conveniente que se conozcan algunas pautas de actuación y consejos para poder sobrellevar esta situación e intentar sobreponerse cuanto antes para volver a vivir una vida plena. ¿Qué podemos hacer?

No abusar de las redes sociales

Aunque las redes sociales son una herramienta útil en nuestro día a día, es cierto que si nos encontramos en una situación grave no serán tan eficaces como parecen. Lo que queremos decir con ello es que al igual que una red social puede ser tu apoyo, también se puede convertir en tu peor enemiga, motivo por el cual no es conveniente abusar de ellas. Así que no la utilices a todas horas, desactiva las notificaciones en tu móvil y pon el teléfono en modo avión cuando no lo necesites.

La familia: el mejor apoyo

En muchas ocasiones (como decíamos, el motivo del trauma o la depresión no tiene porqué ser una agresión sexual) cuando nos vamos de la casa de nuestros padres tendemos a alejarnos mucho de ellos. Tanto que algunos informes aseguran que la comunicación entre la familia llega a ser casi nula. Pero papá y mamá siempre estarán ahí para ayudarte, por lo menos en la gran mayoría de los casos, así que nunca está de más hacer una llamada y volver a tener una buena relación familiar.

Mantén tu mente despejada

Como se suele decir: al mal tiempo buena cara, y aunque sabemos que existen situaciones graves que no son tan fáciles de digerir, siempre es bueno que busquemos algo que nos distraiga para mantener la mente despejada y no estar todo el día pensando en el problema. Por ejemplo, pasear, tomar algo con un amigo, hacer deporte, ver una película de humor… son algunas de las recomendaciones que te damos.

No al alcohol

En el momento en el cual estamos pasando por una situación grave hay quienes se escudan en el alcohol para evadirse de los problemas. Sin embargo, no podemos olvidar que el alcohol es depresivo, por lo que es totalmente contraproducente tomarlo, ya que puede hacer que nuestros sentimientos y emociones afloren y nos sintamos mucho más deprimidos. Así que es mejor que te alejes de esta sustancia.

lucha contra el trauma

Una llamada a la acción

Mantenerse activo también puede ayudarnos a superar esa situación que tanto daño nos está haciendo. Quedarnos sentados en el sofá pensando en el problema no nos va a servir de nada, así que habrá que buscar otras alternativas. ¿Cómo cuáles? Por ejemplo, rodéate de la gente que te quiere, con la que te sientes a gusto, la familia, los amigos y hablar abiertamente con ellos. También es factible unirte a grupos que se dediquen a recoger firmas por alguna causa o personas que sean similares a ti. Todo ello te ayudará mucho.

Las noticias no siempre son buenas

Cierto es que es muy necesario mantenerse informado de todo lo que ocurre en el mundo, pero estar todo el día pendiente de la televisión o de cualquier medio de comunicación no siempre es bueno, porque continuamente estarán ofreciendo información sobre temas que pueden afectarnos. Sin ir más lejos, es habitual ver actualmente en las noticias casos de violencia de género, de abusos sexuales, de ocupaciones ilegales… entre otras muchas cosas. En el caso de que te encuentres en una situación similar, es probable que te sientas deprimido, porque constantemente te estarán recordando por lo que estás pasando.

Respira hondo

Aunque parezca mentira, en ciertas situaciones la respiración puede ayudarnos a mantener la calma y a poder pensar con mayor claridad. Hablamos de la respiración profunda, esa que logra mantener nuestro estrés y ansiedad a raya. Para ello es fundamental que practiquemos la respiración diafragmática, puesto que es la única que nos ayudará a que nuestro sistema nervioso logre alcanzar ese sosiego que necesitamos en determinados momentos.

Habla de tus emociones abiertamente

A veces nos cuesta demasiado hablar de nuestros sentimientos o emociones y mucho más si lo hacemos en público. No obstante, esta es una práctica muy efectiva, puesto que nos sentiremos mucho mejor al compartir en voz alta cómo nos sentimos en cada momento. Puede ser un sentimiento de alegría, de tristeza o melancolía, pero decir cómo nos sentimos es esencial para dar ese paso que tanto necesitamos y poder enfrentarnos a esa situación tan desagradable que nos consume.

Llamar a la línea directa para víctimas de agresión

Las víctimas de agresiones no suelen decir en voz alta lo que les ha ocurrido, la gran mayoría se encierran en sí mismas y no cuentan nada. Pero esto es un error, dado que existe un teléfono gratuito y totalmente anónimo al que se puede acudir en el caso de encontrarnos en esta situación. Detrás de esta línea hay un gran número de profesionales dispuestos a escuchar, informar y ayudar en todo lo que puedan. Sin duda, llamar a este número es dar un paso de gigante.

Soledad y tristeza

Acudir a profesionales

En muchas ocasiones vivir situaciones como esta o similares puede perturbar nuestra mente. Los daños psicológicos son graves y hace falta la ayuda de un profesional que nos indique los pasos que debemos dar para mejorar la situación. No es malo acudir a terapia si se necesita y mucho menos poner en práctica todo lo que nos cuentan estos profesionales para volver a ser lo que éramos.

Pedir ayuda, algo fundamental

Finalmente, tenemos que decir que pedir ayuda en alguna de estas situaciones no es malo, todo lo contrario. No te quedes sin decir nada por miedo o vergüenza, las personas que te rodean seguro que están dispuestas a apoyarte. Si te ocurre algo grave no lo dudes ni un segundo: la ayuda es fundamental, puesto que en la mayoría de los casos uno solo no puede superarlo o enfrentarse al problema.

En definitiva, hay muchos métodos que podemos llevar a cabo para cuidarnos personalmente y hacer frente a esas situaciones o traumas que tanto daño nos están causando. No olvides apoyarte en los demás a la vista de que es algo esencial, pero también practica por ti mismo algunas acciones que te serán muy útiles para llegar a la superación que necesitas. Toma buena nota de todo lo que te hemos contado en este artículo, no te olvides ni un detalle. Tú eres lo primero en todo esto, así que cuenta con estos consejos y jamás frenes tu vida.

Foto: susan-lu4esmdarksouls1RyanMcGuire

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...