Aprende a valorarte a ti mismo

Algunas personas tienden a ser más duras consigo mismas que con los demás. Lo que perdonan a éstos, son incapaces de hacerlo con ellas mismas y nada de lo que llevan a cabo les parece bien. Se debe a un problema de baja autoestima. Para superarlo, basta poner en práctica algunas estrategias y pensamientos que, por otra parte, no son ninguna terapia sino pura realidad. Aquí las explicamos.

Aunque la vanidad y el engreimiento son una fea costumbre, también lo es –y mucho más perjudicial- la baja autoestima, es decir, considerarse a uno mismo peor que los demás.

Algunas personas son más críticas con sus propios defectos que con los de los otros. Los fallos y debilidades que perdonan en éstos son incapaces de aceptarlos en sí mismos y, sin duda, esto es una fuente de infelicidad.

Foto de un ojo llorando

La baja autoestima provoca infelicidad

Ser tolerante con los defectos del prójimo está muy bien pero, si lo somos con éstos, por qué no vamos a serlo con los nuestros. Debemos aprender a valorarnos a nosotros mismos en nuestra justa medida, ni por encima ni, mucho menos, por debajo. Si empezamos por no estimarnos, mal lo van a hacer los demás.

De este modo, para aumentar nuestra autoestima, podemos poner en práctica una serie de ideas y estrategias. No se trata de ningún truco ni terapia, sino de hechos reales en los que, quizá, no habíamos reparado.

Lo primero que tenemos que hacer es analizarnos en profundidad de una forma realista. Ver nuestras virtudes y nuestros defectos, sin agrandar ni unos ni otros y valorando las primeras y tratando de mejorar los segundos.

No tenemos por qué compararnos con nadie. Somos seres únicos y, si otros nos superan en alguna faceta, seguro que nosotros haremos lo mismo con ellos en otras. Además, somos valiosos para muchas personas y ello es mucho más importante que cualquier habilidad.

En este sentido, todos hemos conocido personas que tratan de anular nuestra personalidad. Un jefe que te repite constantemente que te da trabajo porque es una buena persona y no porque valgas para él, un novio o novia que parece hacerte un favor al salir contigo o una pandilla de amigos que te admite entre ellos por simple altruismo, todo ello son buenos ejemplos de relaciones nocivas.

Por supuesto, todo ello es falso. Éstas son personas con baja autoestima que sólo buscan elevarla a costa de los demás. Lo mejor que se puede hacer en esos casos es perderlos de vista.

Por otra parte, si bien hay que procurar no cometer errores, también debemos ser tolerantes con ellos. Algunas personas se castigan excesivamente a sí mismos cuando lo hacen. Todos cometemos errores, nadie está libre de ello y lo mejor que puede hacerse cuando sucede es aprender de ellos para no repetirlos.

Se trata, en suma, de pensar en positivo y tener en cuenta estas sencillas ideas. Seguro que seremos más felices.

Fuente: Costasur.

Foto: Tristeza: Iluminada en Arte y Fotografía.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...