Desarrollar sitios web bajo estandares

Los estándares para la visualización de contenidos web establecen un grupo de reglas desarrolladas y diseñadas para que Internet sea un medio mas versátil, accesible y funciona.
Un solo documento XHTML puede ser servido a cualquier dispositivo utilizando distintas CSS y que todo se visualiza de forma correcta

La definición convencional para la palabra estándar es la de una “una especificación que regula la realización de ciertos procesos o la fabricación de componentes para garantizar la interoperabilidad”. Los estándares para la visualización de contenidos web establecen un grupo de reglas desarrolladas y diseñadas para que Internet sea un medio mas versátil, accesible y funcional.

tim_berners-lee.jpgLos estándares para la web están gestionados por el ente internacional W3C (World Wide Web Consortium), formado por, como su nombre indica, de un consorcio de empresas interesadas en el desarrollo de diferentes tipos de tecnologías para Internet.

Pero en realidad para que sirve un estándar ó como afecta a desarrolladores y usuarios. Para entender estas cuestiones hay que repasar un poco los antecedentes.

Al principio, la web fue creada para obtener un intercambio fluido de la información, que por entonces era en su mayoría de carácter científico. El lenguaje de etiquetas HTML (HyperText Markup Language, Lenguaje de Marcado de Hipertexto), en su primera versión, era estándar por que simplemente era usado a nivel académico por diferentes universidades y servía únicamente para visualizar texto sin apenas formato, organizado semanticamente por títulos, párrafos, listas, datos tabulados y otros elementos.



Para poder visualizar esta información era necesario el desarrollo de una aplicación capaz de interpretar las etiquetas y datos de cada documento HTML. En este sentido, el primer “navegador” fue desarrollado por Tim Berners-Lee (que dirige el W3C) en 1990 y funcionaba sobre el sistema NeXTStep. Mosaic, fue el primer navegador “popular” y llegó a comienzos de 1993. El NCSA Mosaic 1 fue por otro lado el primer navegador que funcionaba en sistemas de Microsoft Windows, Apple Macintosh y Unix X Window.

Con el tiempo llegaron nuevos navegadores como Netscape e Internet Explorer desarrollados por diferentes empresas y es en 1995 cuando se inicia la conocida como “Guerra de los navegadores”.

Los problemas derivados de esta “guerra” se debieron al hecho de que de forma súbita la web cambió. Muchos usuarios “no técnicos”, con diferentes necesidades a las existentes en el ambito académico comenzaron a acceder a la red. Y con la irrupción de este nuevo tipo de usuarios con sus necesidades características empezaron a surgir distintas maneras de satisfacerlas por parte de los diferentes fabricantes de navegadores.

HTML 2 era extremadamente restrictivo en lo que a visualizar contenidos se refiere puesto que había sido desarrollado para visualizar documentos de tipo técnico. Debido a esta carácter restrictivo para el uso más comercial, los fabricante comienzan a crear crear sus propias etiquetas, sin tener en cuenta el estándar, como soluciona los problemas que exigían las ahora nuevas páginas web.

El resultado de aquella manipulación del lenguaje fué desastrosa y aún hoy se ven los problemas causados por la industria cuando prioriza los aspectos comerciales sin tener en cuenta las consecuencias futuras. Muchos desarrolladores web han crecido con este pesado lastre, programando para un navegador o teniendo que invertir numerosas horas en implementar soluciones que se visualizaran de forma similar en todos los principales navegadores.

400px-wikipedia-es.jpgPero no todo fueron malas noticias puesto que allá por 1996, un grupo de personas adelantadas, comenzó a darse cuenta del problema que se venia encima e idearon un lenguaje nuevo orientado exclusivamente a la presentación de contenidos. Este lenguaje era CSS (Cascading Style Sheets, hojas de estilo en cascada). La primera versión CSS1 se convirtió en estándar a finales de 1996 aunque problemas en su implementación provocaron que no se presentara de forma completamente correcta hasta el año 2000 y aún en la actualidad siguen existiendo problemas de compatibilidad entre navegadores que algunos desarrolladores solucionan utilizan los “parches” conocidos como “hacks”

Respondiendo a la pregunta anterior, ¿Por qué utilizar estándares web?, a continuación pasamos a enumerar algunas de las principales ventajas de este uso.Una misma página vale para cualquier dispositivo, como por ejemplo dispositivos de navegación no convencionales como PDAs, móviles, lectores de pantalla, además de los navegadores gráficos normales. En la separación del contenido de la presentación reside el secreto. Un solo documento XHTML puede ser servido a cualquier dispositivo utilizando distintas CSS y que todo se visualiza de forma correcta

El ahorro de código que se produce en programación basada en estándares es, normalmente, alto y repercutiendo en el ancho de banda utilizado para servir páginas. Si se ahorra un porcentaje de código en cada página de un sitio, su transferencia por mes descenderá también ese mismo porcentaje reduciendo por consiguiente los costos de alojamiento.

Usabilidad. La usabilidad se encarga de que el usuario encuentre la información o servicios que busca rápidamente y sin complicaciones. Una correcta y optima codificación mediante lenguajes de marcado estándares va a producir sitios web más usables y también accesibles.

Navegación más rápida. Como se ha apuntado anteriormente, los archivos resultantes de la codificación basada en estándares resultan en un menor tamaño y por lo tanto mejoran considerablemente los tiempos de carga por parte de usuarios con conexiones más lentas.

Mejora en el posicionamiento de buscadores. La estandarización del código de una página web facilita el trabajo de indexación de los robots que visitan los sitios web y tiene como resultado el aumento de visibilidad y con ello, la mejora en los resultados obtenidos de la búsqueda por palabras en los Buscadores convencionales.

Un sitio basado en estándares tendrá una mayor receptividad al cambio de diseño independientemente de la cantidad de páginas a modificar que se precise.

Debido a que XHTML es una aplicación de XML, el contenido de estos documentos puede ser procesado de diversas formas, permitiendo la creación de sitios extensibles.

ggl.jpg

Proporción en el uso actual de los diferentes tipos de navegadores

Un sitio web basado en estándares es compatible con todos los navegadores comerciales del momento y lo será en el futuro. Gracias al uso de los validadores de la W3C, podremos corregir errores en la creación de nuestras páginas web.Por último, recomendar en estas últimas líneas una visita ineludible para el desarrollador que se introduzca en la programación web basada en estándares. El sitio se llama Zen Garden y ofrece una serie de páginas web completas con su código, lo cual permitirá practicar y comprender al reciente llegado y como una gran referencia a los que ya se decantaron por crear páginas bien formadas.

FUENTES GRAFICAS: WikiCommons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...