Kit de supervivencia para el coche en invierno

En invierno, los peligros de la carretera se multiplican. Si sufrimos una avería o un accidente y nos quedamos aislados, debemos llevar con nosotros una serie de útiles que pueden salvarnos la vida: un teléfono móvil, una linterna, mantas y algo de comida son algunos de ellos.

Realizar un viaje en coche siempre supone un cierto riesgo. La carretera es peligrosa y nunca sabemos que puede ocurrir. Sin pensar en accidentes graves, podemos sufrir un pinchazo, una avería o una simple salida de la calzada que afecte al vehículo y deje de funcionar.

Pero si todo esto es posible, los riesgos se incrementan exponencialmente en invierno, cuando la climatología puede jugarnos una mala pasada. Porque, si el tiempo es benigno, podemos esperar unas cuantas horas a que alguien venga en nuestra ayuda. Pero, durante el crudo invierno, ese plazo puede ser mortal. Por ello, brindamos algunas ideas para poder subsistir ante una situación así.

Foto de un coche en una nevada

En invierno, los peligros de la carretera se multiplican

Y es que llevar un kit de supervivencia en el coche puede salvarnos la vida. Todos los inviernos presenciamos como miles de vehículos quedan atrapados en tormentas de nieve y tardan varias horas en ser rescatados. Si no hubiesen tenido a mano ciertas cosas, no habrían sobrevivido a las bajas temperaturas.

Lo primero que debemos tener presente a la hora de realizar un viaje en coche durante el invierno es que éste debe estar a punto. Por ello, es recomendable hacer una revisión mecánica antes de partir que compruebe que las baterías están cargadas, el contacto de arranque funciona bien, las ruedas se hallan en buen estado, etc. Y, a la hora de salir, debemos llenar el depósito de combustible.

En cuanto a nuestro kit de supervivencia, un elemento indispensable en él es un teléfono móvil con la batería cargada. Hay que aprovechar los avances de la técnica y, en caso de quedar aislados, podremos avisar a los servicios de emergencia para ser ayudados con rapidez.

Junto a él, es muy útil llevar con nosotros una linterna. Ante posibles averías, nos proporcionará luz para que podamos ver. En este sentido, tampoco está de más llevar unas velas dentro de latas. Si nos quedamos aislados, no sólo iluminarán, sino que nos proporcionarán algo de calor.

En cuanto a éste, nunca debemos mantener el motor en marcha para que funcione la calefacción con las ventanas cerradas, ya que el monóxido de carbono nos asfixiaría. Si queremos aprovechar el calor del coche, es imprescindible abrir las ventanillas y no hacerlo de forma muy prolongada, pues podría ser mortal.

También es muy recomendable llevar con nosotros agua para beber y algún alimento energético, tal como frutos secos, chocolate o un termo de café. Y, junto a ello, ropa de abrigo y alguna manta.

Con todo ello, si por algún motivo nos quedamos parados en la carretera, no tendremos problemas para sobrevivir hasta que lleguen los servicios de emergencia en nuestro rescate.

Fuente: Ehow.

Foto: Coche nevado: LordFerguson en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...