Van Gogh a través del Cine

El caso de Vincent van Gogh es uno de los más curiosos de la pintura contemporánea, pues en vida fue completamente ignorado y su obra adquirió enorme valor tras su muerte. Fue un personaje enigmático y atractivo por lo que el Cine se ha ocupado varias veces de él. Aquí repasamos las películas que tratan sobre su vida.

El excepcional pintor holandés Vincent van Gogh constituye un curioso caso dentro de la pintura contemporánea, pues, de ser cierta la leyenda en torno a su persona, jamás consiguió vender un cuadro ni adquirir la más mínima fama. En cambio, hoy se pagan cifras astronómicas por sus obras y los museos se pelean por contar con ellas en sus exposiciones. Por su ello fuera poco, tuvo una vida difícil por diversos motivos.

Nacido en Groot Zunder el treinta de marzo de 1853, desde muy joven entró en contacto con la Pintura pues sus tíos poseían una galería de arte en La Haya. Precisamente en ella desempeñaría Van Gogh su primer trabajo pero, con tan sólo veintiséis años, y tras la que parece haber sido su primera crisis mental, se traslada a la región minera de Borinage para ejercer como misionero y allí vive durante tres años compartiendo la pobreza de aquéllas gentes, que le servirían como modelos.

Foto de un cuadro de Van Gogh

'La casa amarilla', de Vincent van Gogh

Tras abandonar aquellas tierras, pasó de nuevo por La Haya, Amberes y otras ciudades hasta instalarse en París bajo la protección de su hermano Theo. Los episodios de crisis mentales continuarían repitiéndose a lo largo de su vida y constituyen, aún hoy día, una incógnita para sus biógrafos, sobre todo en lo que respecta a la relación de éstos con su pintura. No es de extrañar que un personaje tan interesante y enigmático haya despertado el interés del Cine, que se ha ocupado varias veces de su biografía.

La primera película sobre su vida fue realizada en 1956 por el gran Vicente Minelli y se titula ‘El loco del pelo rojo’. El papel de Van Gogh lo representa Kirk Douglas y, junto a él aparecen Anthony Queen en el de Gauguin, James Donald y Pamela Brown. Se centra en la turbulenta amistad entre estos dos grandes pintores, que terminaría en el famoso episodio de la oreja, y es, probablemente, la mejor película que se haya realizado sobre el artista holandés.

Igualmente, en 1988, se realizó ‘La vida y muerte de Vincent van Gogh’, una película documental coproducida por Canadá y Estados Unidos y dirigida por Paul Cox que hace una reconstrucción cinematográfica de varias etapas de la vida del pintor a partir de las cartas que éste enviaba a su hermano Theo. Pero mayor calidad alberga ‘Vincent y Theo’, de Robert Altman, con Tim Roth en el papel del pintor y Paul Rhys en el de su hermano y que retrata la vida de Van Gogh desde el momento en que decide dedicarse a la pintura hasta la muerte de Theo. Por último, la francesa ‘Van Gogh’, de Maurice Pialat, narra el último verano de la vida del pintor tras su internamiento en un psiquiátrico.

Fuente: Pintura y Escultura en el Cine.

Foto: Minke Wagenaar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...