[Vídeo] ¿Por qué este niño no quiere comerse la cena?

Una madre se sorprende cuando su hijo le dice llorando que no quiere cenar porque la comida es demasiado adorable.

Los niños son un mundo distinto y en ocasiones es difícil adivinar lo que están pensando o lo que pasa por su cabeza. Esta madre no se imaginaba que prepararle la cena a su hijo de forma divertida iba a tener consecuencias tan negativas. Como podéis ver en el vídeo el niño se pone a llorar cuando su madre le pone la cena, la cual ha preparado para que tenga el aspecto de una cara sonriente.

¿El motivo? El niño dice que la cena es demasiado mona como para que se la coma. Y eso le destroza por dentro, dado que debe estar viviendo algún tipo de conflicto sobre-humano en el cual se siente mal por comerse algo que tiene aspecto encantador. La madre intenta convencer a la criatura sobre que debería cenar, pero el niño se mantiene firme en su decisión de dejar la comida en el plato y no alterar lo bonita que ha quedado, con esa sonrisa divertida.

Cuando la madre le pregunta qué va a cenar en su lugar, el niño se queda contrariado y en un callejón sin salida. La madre incluso le pide que le deje estropear la cara para que en vez de sonreír esté triste, pero el niño insiste: quiere que se quede como está.

En uno de los mejores momentos del vídeo el niño le suelta a su madre que no le vuelva a preparar ninguna comida tan adorable como esa. No quiere volver a encontrarse con una cena donde se vea una sonrisa que le esté mirando. El pobre niño llora sin parar y la mirada anónima de millones de personas deja constancia de que posiblemente, dentro de unos años, será algo que tenga que compartir con un psicólogo.

¿A cuántos de vosotros os preparaban cenas con caras sonrientes? No era algo tan raro y sigue siendo normal. La salchicha de sonrisa y los ojos de huevos fritos, o unas montañitas de arroz con una zanahoria de nariz, son demasiado habituales en el menú de los niños, sobre todo entre los que comer se convierte en una batalla con ellos. Pero siempre tiene que haber la excepción que confirme la regla y en este caso nos encontramos con una clara demostración de cómo hay un niño que prefiere cenar comida normal y no platos en los que su madre haya hecho maravillas para que tengan un aspecto divertido. Cosas de la vida.

Vía: YouTube

Foto: erizof

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...