¿Cómo cambiar la alimentación de tu mascota?

Para modificar la alimentación de una mascota deberíamos hacer un cambio progresivo en su pienso y analizar que no le produzca ningún tipo de problema.

Pienso para perro

La nutrición de los animales es prácticamente tan importante como el de las personas. Si bien los animales tienen facilidad para acostumbrarse a nuevas dietas, no hay que dejar de lado las posibles consecuencias de alterar la nutrición de una mascota de forma repentina. Por ello, si nos encontramos ante la necesidad de modificar su alimentación, lo mejor es seguir una serie de consejos principales.

Lo primero es lo básico: consulta con tu veterinario y pídele opinión para saber qué es lo que necesita tu mascota. A continuación busca el nuevo pienso que necesite tu animal, hablando de, por ejemplo, perros o gatos. Analiza los componentes de cada uno de los piensos con el objetivo de ver cuál es el que más encaja en cada uno de los casos. Si tu mascota necesita un impulso de proteína busca un pienso que tenga un alto nivel de ella. Pero al mismo tiempo, ten en cuenta el resto de sus características, porque quizá alguno de los otros parámetros no sea demasiado positivo para el animal.

Por otro lado, no comiences a dar el nuevo pienso de forma absoluta al animal. Hazlo de manera progresiva, lleva a cabo una mezcla con el pienso que estuviera comiendo antes y que así poco a poco se acostumbre. Una modificación drástica puede ser mala para la mascota, así que hazlo con cuidado.

Si ves que tu animal no se come el nuevo pienso o que deja el antiguo, tendrás que poner de tu parte para que el resultado sea el adecuado. Introduce cada vez más cantidad del nuevo pienso y poco a poco ve haciendo que este sea el principal. Debería pasar un tiempo hasta que el cambio fuera absoluto. No obstante, ten muy en cuenta que deberías echar un vistazo a las heces del animal para comprobar que la nueva dieta no está afectando de una manera negativa a la mascota. Si no notas ningún cambio en ellas, posiblemente todo esté sentándole bien.

No hay un pienso definitivo y hay algunos animales que no toleran unos sabores específicos, lo que hace más importante que seamos conscientes de la situación y podamos realizar pruebas si con el primero intento no conseguimos un buen resultado. Hay que tener mucha paciencia con los animales, dado que al fin y al cabo no tienen el nivel de comprensión del que partimos nosotros cuando vemos la necesidad de cambiarles la dieta.

Foto: kropekk_pl

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...