Mujer sueca encuentra un anillo de oro de 2.000 años de antigüedad

anillo romano

Camilla Lundin estaba caminando por el campo en la aldea de Gudhem, al sur de Suecia, cuando se encontró con un anillo de oro. Se trataba de una especie de bucle que daba una vuelta sobre sí mismo, así que cuando lo encontró no le dio demasiada importancia, ni ella ni su marido. Fue su hermano quien lo identificó como un objeto antiguo después de que ella le enviase una fotografía del anillo.

Cuando me dijo que era un anillo de oro antiguo, sentí que se trataba de una especie de regalo de la tierra”, dijo Lundin. “Fue magnífico y no quise renunciar a él“.

Debido a que la ley sueca exige que cualquier objeto potencialmente arqueológico de oro, plata o bronce debe ser reportado al estado, Lundin se vio obligada a informar a la Junta Nacional Sueca del Patrimonio. La persona que encuentra el objeto puede mantener algo de más de 100 años, pero el estado tiene poder sobre los objetos fabricados con metales preciosos. Si la Junta determina que es de suficiente importancia histórica, deberá pagar a la persona que lo haya encontrado el valor justo de mercado y se hace cargo del objeto. Y así fue, pese a que Lundin no quería el dinero, y si el anillo.

La Junta determinó que el objeto era un anillo de oro con 2.000 años de antigüedad, de la Edad del Hierro romana. Y tras el hallazgo se quiso explorar el sitio de descubrimiento para ver si había otras piezas de la época en el campo.

Lundin descubrió la baratija en junio de 2011, pero debido a las temporadas de siembra no se pudo investigar el campo hasta el otoño. La investigación y el papeleo llevaron más de dos años, pero para Lundin todo valió la pena. Después de buscar en la finca de artefactos similares hasta en dos ocasiones, el estado ofreció a Lundin 11.000 coronas (1.800 euros) por el anillo.

De mala gana aceptó la oferta y afirmó que era una venta obligada y que el valor que el anillo tenía para ella era muy superior al monetario.

Supongo que yo supe de inmediato que era especial, pero no tenía ni idea de lo valioso que era“, dijo Lundin, quien confesó que todavía se sentía un poco decepcionada por perder el anillo. “Aún no he decidido qué hacer con el dinero, pero sin duda será algo especial. Tal vez haga algún viaje a algún sitio“.

Fuente: The Local

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...