Los Guerreros de Riace se vuelven a exponer después de cuatro años

La pareja prístina de siglo quinto antes de Cristo conocida como los guerreros de bronce griegos y que se descubrió en la costa de Calabria, al sur de Italia, en 1972, han vuelto a ser expuestas después de una pausa involuntaria de cuatro años.

guerreros bronce riace

A las 4:30 PM hora italiana, el ministro de Cultura Massimo Bray abrió oficialmente las puertas del Palazzo Piacentini, sede del Museo Nacional de Reggio Calabria, permitiendo que los invitados pudiesen ver los espléndidos bronces, por primera vez desde 2009.

El edificio del museo fue diseñado a finales de 1930 por el arquitecto fascista Marcello Piacentini y se conserva en bastante buen estado pero necesita una amplia renovación para ampliar y modernizar el espacio y actualizar las instalaciones y la tecnología.

Los bronces son objetos de primera clase, únicos y famosos en todo el mundo. El Museo, tenía una urgente necesidad de renovaciones antisísmicas para garantizar la seguridad de su valioso contenido, en una ciudad que ha sido prácticamente arrasada por terremotos, con un total de media docena de veces desde la antigüedad.

Para dar paso a la renovación, en 2009 los Bronces de Riace fueron transportados al cercano Palazzo Campanella, sede del Consejo Regional de Calabria, donde fueron colocados en un espacio acristalado y con una temperatura controlada. Allí los expertos fueron capaces de tomar ventaja en el estudio de los mismos con la intención de conservar las estatuas. Esa oportunidad, en principio, sólo duraría dos años, pero los problemas presupuestarios y algunas otras demoras alargaron el plazo.

Ahora, las estatuas descansan en el vestíbulo recientemente renovado, en los nuevos pedestales antisísmicos que anclan las estatuas en el suelo, y que, a través de un sistema de contrapesos, se garantiza que las estatuas serán capaces de mantenerse en pie sobre sus pedestales pese a que hubiese un terremoto de gran escala.

La musculatura idealizada se pone a la vista del gran público a través de su mejor ventana, con un nuevo sistema de iluminación y la reapertura de las ventanas que habían sido tapiadas hace años por problemas medioambientales. Ahora, un sistema de control de clima y filtración del aire asegura que los muchos objetos de la Magna Grecia que se exhiben en el museo y, en particular, los bronces de Riace se mantengan libres de contaminantes y en las condiciones climáticas adecuadas.

Otros cambios en el edificio del museo incluyen la adición de un restaurante en la azotea con una hermosa vista del estrecho de Messina, una nueva gran sala para exposiciones temporales, una sala de conferencias, una biblioteca y una planta sótano para el almacenamiento de las obras.

El patio interior más allá de las puertas de entrada se ha cubierto con un techo de vidrio sobre una estructura de acero ventilado para crear una nueva atmósfera en la que los visitantes pueden ver los bronces en su sala dedicada a la distancia. Van a llegar a verlos de cerca en toda su gloria al final de la ruta a través del museo.

La renovación no está del todo terminada todavía, ya que los trabajos en el techo, la sala de conferencias y algunos de los otros nuevos espacios continúan. Se espera que el museo esté completamente abierto al público en abril del próximo año, pero teniendo en cuenta que se suponía que todo estaría terminado en 2011, a tiempo para las celebraciones del 150 aniversario de la unificación de Italia, quizá sería mejor no poner una fecha fija.

Por lo menos los Bronces de Riace y muchos de los otros antiguos tesoros del museo se han vuelto a exhibir al público, que es a quien realmente pertenecen.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...