Musicoterapia, una nueva forma de cuidar la salud

En los últimos tiempos, han ido apareciendo una serie de tratamientos innovadores que son complementarios a la medicina. Uno de ellos es la Musicoterapia. Aunque ya Pitágoras hablaba de los beneficios de la música para la salud, hasta hace relativamente poco, este tipo de terapia no se ha generalizado. Según los expertos, la Musicoterapia es beneficiosa a cualquier edad, pero de forma muy especial para las personas mayores. Entre sus efectos positivos, se encuentran que reduce el estrés y ayuda a relajarse, favorece la movilidad o estimula la capacidad creativa.

En los últimos tiempos han ido apareciendo una serie de terapias complementarias a los tratamientos médicos de distintas enfermedades, o, simplemente, como forma de prevenirlas. Numerosos experimentos han demostrado que la risa o la sociabilidad –el relacionarse con los demás- son buenas para la salud.

Ya Pitágoras hablaba de los efectos beneficiosos de la música

Ya Pitágoras hablaba de los efectos beneficiosos de la música

Lo mismo ocurre con la música en sus distintas vertientes –cantar, bailar o escucharla-, pues mejora el funcionamiento físico, psíquico y social. Y se ha mostrado muy beneficiosa como terapia complementaria para determinadas enfermedades. Es lo que se denomina Musicoterapia.

Aunque no hace mucho que se viene utilizando este tratamiento, sus orígenes son remotos. Ya en la Grecia clásica, Pitágoras advertía de la relación entre la música y el estado anímico de las personas y en ello insistieron figuras como Platón Y Aristóteles.

Según estudios recientes, la música puede ayudar a reducir el dolor, la ansiedad y el estrés. Se muestra, igualmente, muy positiva con las personas mayores. Al llegar a la tercera edad, según parece, disminuye la autoestima, las personas tienden a encerrarse en sí mismas y pierden interés por lo que las rodea. Y la música les ayuda a sentirse mejor.

Tal es así que en residencias de personas mayores se organizan grupos de musicoterapia. En estas sesiones se escuchan canciones del pasado para despertar emociones y ayudar a la memoria; otras veces se incluyen melodías rítmicas para bailar y así mejorar su movilidad. Con ello, se pretende, igualmente, superar la soledad y el aburrimiento.


Pero la musicoterapia es válida para personas de cualquier edad, no sólo para las mayores. Por ejemplo, estimula la creatividad en los niños, y, en todos, reduce –como decíamos- el estrés y relaja la mente. Incluso se ha usado en pacientes con alzheimer o esquizofrenia.

Una orquesta interpretando una pieza

Una orquesta interpretando una pieza

Algunos de los beneficios que los expertos señalan que produce la música son los siguientes: facilita y promueve la comunicación y, con ella, las relaciones sociales; aumenta la autoestima y la seguridad en uno mismo, pues actúa como generadora de pensamientos positivos y creativos; produce cambios emocionales positivos y un mayor dominio de las emociones; actúa como elemento relajante frente a enfermedades nerviosas y problemas de estrés; y, finalmente, mejora las funciones motoras, la coordinación de movimientos y la percepción a través del ritmo –elemento dinámico de la música-.

Incluso se recomienda la musicoterapia para la preparación del parto en mujeres embarazadas, ya que, al ser un elemento relajante, facilita la tranquilidad necesaria en esos momentos.

Por tanto, a la belleza de la música y lo agradable de escucharla, se unen sus efectos beneficiosos. Todos deberíamos tener un momento al día para sentarnos relajadamente a oír música. Probablemente viviríamos más tranquilos y relajados.

Fotos: Busto de Pitágoras: Skies en Wikipedia | Orquesta: MatthiasKabel en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...