Cómo elegir una guitarra eléctrica

La guitarra eléctrica es uno de los instrumentos que mejores sonidos arrancan en la música moderna. Como sucede con otras cosas, las hay de todas las calidades y precios pero, si estamos iniciándonos en su uso, no precisamos una de tipo profesional. Aquí explicamos cómo elegir la adecuada.

Entre todos los instrumentos de la música moderna, pocos consiguen ese sonido melancólico y variado que posee la guitarra eléctrica. De hecho, ésta se halla presente en todas las grandes canciones contemporáneas.

Como sucede con tantas otras cosas, podemos encontrarlas para todos los gustos y de todos los precios. Pero, si estamos pensando en iniciarnos en este instrumento o simplemente queremos comprarnos una, debemos tener en cuenta unas pautas básicas.

Foto de una guitarra Fender Stratocaster

Una guitarra Fender Stratocaster

Cuando vamos a adquirir una guitarra eléctrica, lógicamente nos fijamos en las marcas que utilizan los músicos que admiramos. Quién no ha pensado, por ejemplo, en tener la guitarra de Jimmy Hendrix.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que éstos son profesionales y precisan instrumentos complejos y muy caros (una guitarra de este tipo puede costar dos mil euros como mínimo).

Nosotros no necesitamos tanto. Existen muchas que nos ofrecen todas las posibilidades que buscamos y que pueden costarnos mucho menos. De hecho, por unos trescientos euros puede adquirirse una guitarra aceptable.

En esa horquilla de precio se encuentran marcas como las Cort más normales, las Epiphone –gama baja de la Gibson– e incluso las Squirer de la prestigiosa Fender. No obstante, si pretendemos encontrar una más barata y buena, la búsqueda será complicada.

Estas líneas económicas, a nivel profesional, no tienen comparación con las originales pero para quién esté iniciándose en el instrumento e incluso para intérpretes de categoría media pueden resultar suficientes.

Otro aspecto a tener en cuenta es el tipo de música que vamos a interpretar. Lógicamente, una buena guitarra nos servirá para cualquier estilo pero unas son más aptas que otras para cada uno.

Pero, lo más importante es que nos sintamos cómodos con ella. Para ello, es imprescindible poder entrar en contacto físico con el instrumento, tenerlo en nuestras manos, y en este sentido es un grave error comprarla a distancia.

Posiblemente el modelo que mejor cumple todos estos requisitos sea la Stratocaster, del fabricante Fender, pues permite obtener muchos sonidos diferentes y ello la hace apta para una gran variedad de estilos musicales.

Esta versatilidad, unida a su precio relativamente económico y a su poco peso, la hacen ideal para practicar nuestros conocimientos musicales. Posee tres pastillas de bobinado simple que permiten que las distintas escalas sonoras sea más sencillas de conseguir.

Además, posee un indudable prestigio, ya que ha sido usada, entre otros, por intérpretes de la talla del citado Jimmy Hendrix, Ray Vaughan, Ron Wood o Eric Clapton.

Fuente: Suite 101.

Foto: Fender Stratocaster: Ramblinglibrarian en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...