Qué es la publicidad subliminal

La publicidad subliminal afecta al subconsciente del ser humano y éste no se da cuenta que esta adquiriendo información que no ha solicitado, sino que se la han impuesto.

publicidad subliminal3

Publicidad subliminal de la botella de Ginebra con los vasos de hielos formando la palabra SEX

La publicidad subliminal es aquella que transmite un mensaje que el ojo no es capaz de percibir, 14 imágenes en un segundo, pero que el cerebro si puede almacenar y recordar. El mensaje, que puede ser tanto visual como auditivo, suele incitar al consumo de alguna bebida, comida o incluso puede incitar de forma sexual. El mensaje se almacena en el subconsciente de manera que la persona no se ha dado cuenta que la publicidad que acaba de ver es publicidad subliminal. El objetivo de los anunciantes es que este tipo de imágenes influyan en el individuo y provoque el consumismo exagerado del producto.

La pregunta es, ¿es moralmente ético llevar a cabo este tipo de publicidad?. Para los anunciantes si que es ético ya que muchos niegan la publicidad subliminal que ofrecen en sus productos, se aferran a que es el diseño y no es publicidad subliminal, como es el caso de Coca Cola. Se dice que este refresco de forma subliminal muestra el cuerpo de una mujer en la lata, incitando a la sensualidad, pero sus creadores lo han negado con rotundidad y afirman que se inspiraron en la semilla del cacao. Pero para muchos consumidores es una forma más de manipulación publicitaria. Se adquiere una información que el sujeto no ha pedido y que de forma obligada se almacena en el cerebro provocando un posterior consumo de dicho producto. En este sentido, se crea un problema ético y moral sobre este tipo de publicidad.

Los estudios realizados sobre este tema afirman que el ser humano es más proclive a rechazar los mensajes que vienen del exterior (por ejemplo un piso que se alquile) de los que proceden del interior, es decir, que los mensajes subliminales, y que  afectan directamente al subconsciente, son los que el ser humano tiene más problemas para rechazar y en su defecto tiende a consumirlos.

La publicidad subliminal puede llevarse a cabo a través de una revista, una serie, una película o en un audio. Pero en 1978 fue más allá. Unos detectives americanos insertaron fotografías, de forma subliminal, de un asesino en las películas de la televisión para intentar detenerle. Pero no sólo llega a estos medios, sino que este tipo de publicidad afecta también a las ilusiones ópticas, se cree ver una imagen pero en realidad hay otra forma oculta en dicha imagen. Las películas de Dysney también han sido objeto de críticas respecto a este tema. Un ejemplo de ello sería la película de El Rey León, en el cielo se puede ver dibujada la palabra SEX. No es una palabra muy acta para la audiencia de esa película.

Al igual que la portada de la película la sirenita, una ciudad de oro subterránea donde todo es mágico y la ciudad esta construida de oro. Aunque si se amplía el zoom hacia el castillo se puede observar un miembro erecto, apto solo para mayores de edad.

Esto son claros ejemplos de lo que sería una publicidad subliminal que el ojo humano a diferencia del cerebro y el subconsciente no puede percibir y menos almacenar. En algunas ocasiones, concluye con la adquisición y el consumo del producto que se ofrece. La publicidad es una rama de la comunicación que pretende vender un determinado bien o producto a cualquier precio. Suele usar varias técnicas y una de ellas es la publicidad subliminal, que podría estar relacionada (pero que no es lo mismo) con el product placement. Vender un producto de una manera discreta e incitando al consumo a través de varios elementos ocultos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...