¿Cómo dejar de recibir cartas del banco?

Si nos molestan las muchas cartas que llegan del banco, sobre todo aquellas que no resultan útiles, podemos decidir dejar de recibirlas.

Recibir cartas

Quizá estás cansado de recibir cartas del banco en tu buzón. A estas alturas, cuando todo está informatizado y utiliza Internet para funcionar de manera sólida, resulta todavía un poco extraño que las entidades bancarias se basen tanto en el envío de cartas para todo tipo de operaciones. Lo peor de todo es que estas cartas nos pueden acarrear dos problemas. El primero: que se nos cobren una vez termina el mes y que cada 30 días tengamos que gastar dinero por haber recibido cartas que seguramente no necesitábamos. El segundo: que al fin y al cabo no es nada positivo para el medio ambiente el que se envíen miles de cartas sin sentido.

Por ello, ¿qué podemos hacer para dejar de recibir las cartas del banco? Depende de cuál sea tu banco, por supuesto, pero en principio lo más importante es que hables con un representante de tu entidad bancaria. Por mucho que te pongan mala cara, si de verdad te interesa dejar de recibir sus cartas, insiste en ello. Pide que la comunicación que realicen contigo pase a ser online y que las cartas cambien por correos electrónicos o por la recepción de mensajes en el móvil.

No debería haber ningún problema para complacer tu solicitud, aunque es cierto que siempre podemos encontrarnos con obstáculos dependiendo del banco con el que hablemos.

El problema con el que puedes cruzarte en esta solicitud es que te digan desde el banco que no pueden dejarte de enviar cartas específicas, sino que solo pueden bloquear el envío de todas las comunicaciones. Tendrás que valorar en ese momento qué es lo que prefieres, dado que quizá otro tipo de comunicación, como una promoción que hayan estrenado, tampoco te llegue. Deberías poder elegir si quieres recibir los avisos menos útiles, como las confirmaciones de cada operación, y mantener los importantes, aunque como indicamos no siempre es posible. En ese caso es importante que des una dirección de correo electrónico que compruebes de forma habitual, por si acaso te mandan algún documento que no debas dejar pasar.

En cualquier caso, intenta obtener el mejor resultado para tu petición y que así dejes de recibir todo el correo del banco que no te interesa. Eso te ahorrará algo de dinero y también te sentirás un poco mejor por tu apoyo al medio ambiente, algo que en estos tiempos de reciclaje no viene nada mal. Cuanto más papel ahorremos, será mucho mejor para el mundo que nos rodea.

Foto: srgpicker

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...