Manuales y cursos para aprender la reflexología

La reflexología es una técnica natural para mejorar nuestra salud que funciona a través del estímulo de puntos concretos de nuestro cuerpo conectados con otras partes de nuestro organismo, a veces ubicadas en nuestro interior. Conocemos hoy lo básico de esta terapia y os damos recursos para aprender lo esencial para empezar a practicarla.

Según la reflexología, cada punto de nuestro pie está conectado con alguna parte de nuestro organismo

La reflexología es una técnica que sostiene que órganos o zonas corporales distantes están comunicadas entre sí, de tal modo que el estímulo de una de ellas infiere en la otra de forma refleja. De ahí viene el nombre de esta terapia cuyos orígenes son confusos, aunque sus máximos defensores indican que se remontan a civilizaciones antiguas de Egipto o China. No obstante, existe una teoría común con nombre propio, el de la fisoterapeuta americana Eunice D. Ingham, quien desarrolló esta técnica bajo la teoria de que nuestro pie es una representación en miniatura de todo nuestro organismo y que, por tanto, podemos a través de él estimular cualquier parte de nuestro cuerpo.

Hoy en día existen técnicas para practicar la reflexologia sobre manos, nariz y orejas, aunque la podal siga siendo la más extendida. También se utiliza cada vez más con bebés, en un intento por parte de las madres de asegurar su bienestar y buen desarrollo. No obstante, se trata de un técnica que ha generado mucha controversia. Sobretodo, y como es habitual con este tipo de cosas, entre la comunidad científica. De hecho, se ha afirmado que sus practicantes, por desconocimiento médico, son incapaces de hacer un diagnóstico acertado y que, además, muchas de las técnicas sí que ayudan a mejorar un factor, pero a la vez empeoran muchos otros. Sea como sea, hay que tener en cuenta que se trata de una terapia complementaria que no sustituye el tratamiento médico.


Esta técnica podría ser de orígen oriental

La reflexología ha calado hondo en nuestra sociedad, tanto que existen hoy en día miles de recursos en la red para aprender a practicarla, además de páginas y empresas que ofrecen cursillos presenciales o de pago. Nosotros hemos hallado un curso gratuito de reflexología podal bastante bien explicado que, en un principio, puede ayudar a despejar las primeras dudas. También hemos encontrado múltiples vídeos en youtube que explican la técnica, aunque los más visuales son los del usuario reflexologiaparati que, con un fondo musical, nos muestra imágenes de las técnicas. Un complemento visual como este resulta óptimo para un buen aprendizaje. Y, si este no os convence, hay muchísimos vídeos más relacionados con el tema en los que hallar lo que buscáis.

Por cierto, existen también imágenes y dubujos mucho más esclarecedores con los que determinar qué zona estimula qué parte del cuerpo. Podéis consultar algunos de ellos en cosmoyoga.com, en vitaestudios.es o en este enlace en portugués.

Ya para terminar, recomendaros que acudáis siempre que sea posible a un curso presencial, pues con la salud es mejor no jugársela. Y, sobretodo, consultar siempre antes con vuestro médico para disponer de un buen diagnóstico para poder empezar el tratamiento. De otro modo, la reflexología de poco servirá. Atrévete a probar nuevas técnicas para mejorar tu salud, pero siempre con conocimiento de causa.

Fotos: mall yer feet por D.C.Atty y reflexology por KetaiBlogger en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...