Golf: cómo iniciarse y jugar con fundamento

Aunque hasta hace poco tiempo se trataba de un deporte elitista, hoy día el golf se ha popularizado mucho a causa de la construcción de nuevos campos y el abaratamiento de los equipos. Para jugar, lo más difícil es aprender a golpear la bola pero también hay que manejar unos conceptos básicos que aquí explicamos.

Hasta hace unas décadas, el golf era un deporte minoritario, tan sólo al alcance de unos pocos. Había que pertenecer a algún club -generalmente elitista- y tener medios económicos para comprarse un equipo. Todo ello resultaba muy costoso y, por eso, el número de practicantes era reducido. No obstante, en los últimos tiempos, con la construcción de nuevos campos y el consiguiente abaratamiento de su práctica, se ha popularizado enormemente.

Sin embargo, se trata de un deporte muy antiguo, tanto que ni siquiera sus orígenes están claros. Entre otras teorías, hay quién apunta a un juego que practicaban los romanos y que se denominaba Paganica y otros señalan al Kolven, originario de los Países Bajos, basándose en que Kolf significa pelota en holandés. Pero el golf, tal como lo conocemos hoy, se inicia en Escocia y fue la Reina María Estuardo quién lo exportó a Francia e Inglaterra.

Foto de una persona jugando al golf

Un jugador preparándose para un golpe

Así mismo, la primera federación de jugadores que se conoce es la Honourable Company of Edimburgh Golfers, también escocesa y que se encuentra documentada desde fines del siglo XVIII. Después vendrían otras en distintos países pero, por ejemplo en España, no existe ninguna hasta finales del XIX, cuando se funda el primer club de golf en Las Palmas de Gran Canaria en 1891.

Por otra parte, para jugar al golf o, simplemente, entender su mecánica, hay una serie de conceptos que debemos manejar. Así, a la manera de coger el palo se la denomina grip y a la de golpear la bola swing. Igualmente, a la parte de césped más corto y cercana al hoyo se la conoce como green, mientras que a la que la precede se la llama calle. A la hora de empezar a jugar, los palos serán transportados por un caddy y debemos acreditar nuestro hándicap, credencial que señala nuestra habilidad y que nos brinda más o menos ventaja para completar el par del campo, es decir, el número de golpes en los que tenemos que completar el recorrido. También se denomina así –par– a la cantidad de golpes en los que debemos hacer un hoyo.

Respecto a éste, si lo completamos usando un golpe menos de lo que indica el par, hemos hecho un birdie, mientras que si utilizamos dos menos se denomina eagle y, si son tres por debajo, albatross. Por el contrario, si precisamos un golpe por encima del par, se llama boogey. Sabiendo estos conceptos, tan sólo nos resta comenzar a practicar en cualquiera de los muchos campos que existen repartidos por todo el mundo. Lo más difícil es manejar la técnica del golpeo pero eso es cuestión de práctica.

Fuente: Universia.

Foto: Explore The Bruce.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...