¿Qué libros infantiles occidentales serán prohibidos en China?

Los libros infantiles occidentales son el nuevo enemigo del partido comunista de China, que no cree que sean buenos para los niños.

China y la prohibición de libros

Lady Gaga no es el único icono occidental que ha sido prohibido en China: también han caído víctimas del partido comunista una serie de personajes muy reconocidos, en este caso, por parte de los más pequeños de la casa. No es que hayan sido prohibidos en su totalidad, pero sí se ha solicitado que se reduzca la cantidad de libros infantiles procedentes de Occidente que se venden y distribuyen en el mercado chino.

El objetivo es bloquear la entrada de ideas occidentales en el país y conseguir evitar que los niños chinos de hoy comiencen a pensar como los occidentales desde el primer momento de su vida. En China temen que a las primeras de cambio los niños estén esperando a Santa Claus y disfrazándose para celebrar la noche de Halloween mientras piden chuches en las puertas de las casas de sus vecinos. Y la forma de intentar lograrlo es a través de la prohibición de libros infantiles que todos hemos leído o que al menos conocemos por películas y series de televisión.

¿Cuáles son exactamente esos personajes prohibidos? Pues no penséis que son precisamente extraños o que son representantes de ideas locas. En la lista se incluyen personajes tan queridos como la cerdita Peppa Pig que tanto gusta a los más jóvenes.

Otros libros que forman parte del listado se incluye James y el melocotón gigante, Charlie y la fábrica de chocolate o Winnie the Pooh. Y no es que los chinos no quieran que veamos la película de Tim Burton que adapta la historia del billete dorado, sino que prefieren evitar que el libro de Roald Dahl llegue a las manos de los niños, que quizá se creen el cuento de la existencia de los Ooompa-Loompas. En cualquier caso, no olvidemos que en la lista también está Winnie the Pooh, el osito come-miel que todos conocemos gracias a las películas de Disney.

Hay algunas tiendas online de China que ya no están vendiendo los libros por el temor a hacerlo y en otros casos posiblemente la cantidad de unidades disponibles se reducirá de forma exponencial. Este es solo un primer paso contra la literatura occidental, dado que también se habla de libros de gran éxito juvenil que podrían terminar teniendo problemas, como las aventuras de Harry Potter (que es uno de los best sellers en China). Quien piense que esto acaba aquí es que no conoce a los políticos chinos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...